Local

También hay otro centro

También es centro la Sevilla Norte que siempre mantuvo oficios viejos y nuevos, que nunca se quedó sin población porque cuando unos se iban, venían otros.

el 15 sep 2009 / 04:29 h.

También es centro la Sevilla Norte que siempre mantuvo oficios viejos y nuevos, que nunca se quedó sin población porque cuando unos se iban, venían otros. La antigua fábrica de sombreros Fernández Roche lleva allí casi 100 años, casi al pie de la barricada de San Marcos en julio del 36, junto al Corralón y las casas de artesanos de Castellar, al lado de donde vivieron Rioja, José María Izquierdo y Enrique el Cojo, sobresale por encima de nuevas calles como la del Carmen Doloroso pero es como si, hasta ahora, no hubiera existido. Allí estaba pero, a pesar de las carencias de equipamiento cultural o escolar del barrio, nadie la veía; aunque el edificio fuera del mismo arquitecto que el Hotel Alfonso XIII no había ojos que se fijaran en él.

Ahora mismo en el mundo hay lugares que se han convertido en míticos y que hace no tanto eran algo parecido a este inmueble: las centrales eléctricas de Battersea y Bankside en Londres, los Mataderos de París, la Ciudad Almacén de Hamburgo, los muelles de Chelsea neoyorkinos son hoy salas de conciertos y de artes, museos, espacios culturales y deportivos. ¿Por qué nadie percibió que alguna de estas alternativas podía ser la de la fábrica de la calle Heliotropo? Tal vez porque el ruido mediático se produce casi siempre y paradójicamente en otro centro, ése que, a pesar de las farolas fernandinas y su trifulca, no tiene habitantes.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1