jueves, 15 noviembre 2018
09:23
, última actualización
Local

Tres detenidos en Carmona por vender iPhone falsos a través de Internet

Sólo en un trimestre los agentes  constataron que los ingresos obtenidos alcanzaron los 18.745 euros.

el 11 abr 2012 / 09:02 h.

TAGS:

Componentes del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Carmona (Sevilla) han detenido a tres personas, dos hombres y una mujer, por un delito contra la propiedad industrial y otro de estafa, ya que supuestamente vendieron 'iPhone' falsos a través de Internet, según ha informado el Instituto Armado en una nota.

Los hechos se iniciaron en el mes de octubre, cuando el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Carmona recibió una denuncia, procedente de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Madrid- Carabanchel, donde se informaba de una estafa por la compra de un 'iPhone' que en realidad era una imitación.

Según la denuncia, los móviles podrían estar siendo enviados desde Carmona, de manera que los agentes de la Benemérita verificaron que los supuestos autores residían en esta localidad y comprobaron que existían numerosas denuncias en el resto del territorio nacional en los mismos términos.

Fruto de la investigación, los agentes conocieron que el grupo delictivo constaba de tres personas, dos hombres y una mujer, perfectamente organizados y coordinados, encargándose cada uno de ellos de una función específica.

Así, uno de ellos se encargaba de comprar los móviles en países fuera de la Unión Europea, mientras que otro era el encargado de recogerlos, mientras que el tercero ponía el anuncio que ofertaba el 'iPhone' a un precio inferior al de mercado. Unas veces se hacía constar que eran réplicas y otras no, vendiéndose normalmente contra reembolso.

Los guardias civiles observaron que, para evitar que la página de alojamiento los vetara, cambiaban el número de contacto cada dos semanas aproximadamente, lo que también permitía eludir reclamaciones. Por este método, sólo en un trimestre los agentes constataron que los ingresos obtenidos alcanzaron los 18.745 euros.

Tras diversas gestiones con los perjudicados, compradores y la empresa fabricante del modelo original, los agentes remitieron siete terminales a la sede alemana de la compañía Apple, que remitió un informe donde dictaminaba que los aparatos no procedían de ninguna rama de fabricación propia y, por tanto, eran falsificaciones, así como que los individuos investigados carecían de autorización para comercializar sus productos.

Por estos hechos, fueron detenidos como autores de un delito contra la propiedad industrial y otro de estafa M.J.G.G., de 35 años; A.G.C., de 32 años, y A.C.H.G., de 37 años, todos ellos vecinos de la localidad de Carmona, a quienes en el momento de la detención se les intervinieron 14 terminales preparadas presuntamente para su venta.

  • 1