jueves, 18 abril 2019
17:09
, última actualización
Economía

Trichet prevé otro recorte de tipos en noviembre tras bajar la inflación

El Banco Central Europeo (BCE) volverá a bajar "posiblemente" los tipos de interés en la reunión de su Consejo de Gobierno en noviembre, según adelantó ayer su presidente Jean-Claude Trichet. El motivo, el recorte de la inflación.

el 15 sep 2009 / 17:29 h.

El Banco Central Europeo (BCE) volverá a bajar "posiblemente" los tipos de interés en la reunión de su Consejo de Gobierno en noviembre, según adelantó ayer su presidente Jean-Claude Trichet. El motivo, el recorte de la inflación.

En un almuerzo informativo en Madrid, Trichet reconoció que las perspectivas de crecimiento en la Zona Euro a medio plazo "no ofrecen un panorama muy positivo", y añadió que el BCE espera que siga habiendo un periodo de turbulencias financieras "absolutamente intenso".

El presidente del Banco Central Europeo señaló que la inflación en la Eurozona se "podrá mantener estable por algún tiempo" y "se moderará en 2009" gracias a las caídas recientes de las materias primas junto con el "debilitamiento importante de la demanda" de los últimos meses.

En este sentido añadió que es posible que la inflación del Eurosistema esté "cerca del 2% a medio plazo", gracias a que las materias primas podrían seguir bajando y a que "estamos teniendo mucha suerte con el petróleo", que continúa cayendo. Una bajada de la inflación, continuó, supone una "estabilización automática de la economía mundial" y lo contrario le afectaría negativamente.

El hecho de que los riesgos al alza de la inflación hayan caído y vayan a seguir haciéndolo llevará "posiblemente" al Consejo de Gobierno del BCE, en su reunión del próximo 6 de noviembre, a bajar los tipos de interés.

Los tipos de interés en la Zona Euro se encuentran en el 3,75% desde el pasado 8 de octubre, cuando el BCE, en una acción coordinada con la Reserva Federal estadounidense, el Banco de Inglaterra y los bancos centrales de Suiza, Suecia y Canadá, los recortó en medio punto.

Trichet recordó que aquella bajada también se decidió para evitar los efectos de segunda ronda (que generan una espiral inflacionista), algo "absolutamente esencial" en las actuales circunstancias, por lo que pidió a todos los agentes económicos que lo tengan en cuenta.

Así, apuntó que al emisor europeo le siguen preocupando los efectos que pueden producirse si se compensa el alza de la inflación con un aumento de los salarios y que son un "enemigo de la prosperidad a largo plazo", aseveró.

Por eso, insistió en que es necesaria la moderación salarial, y en el caso de España, donde la inflación ha sido siempre superior al promedio del área del euro, "razón de más para ser moderados en las negociaciones sociales".

En cualquier caso, Trichet aseguró que pide "la misma moderación a todos", y no sólo a los sindicatos en su reclamaciones, sino también a las organizaciones patronales.

  • 1