lunes, 18 febrero 2019
18:02
, última actualización
Local

Tussam avisa de que se suprimirán algunas líneas más

El alcalde defiende la externalización de algunos servicios por ser «inasumibles»

el 21 may 2010 / 19:46 h.

TAGS:

Tussam fue de nuevo protagonista de la actualidad política de la ciudad dentro y fuera del Pleno ordinario de mayo, que se celebró ayer. Por un lado, el nuevo vicepresidente de la empresa, Juan Ramón Troncoso, anunció que medidas como las divulgadas el pasado jueves -la unificación de las líneas 5 y 23 y la supresión del 36 y dos líneas de fin de semana, la E5 y el Bus de la Movida-, "habrá que aprobar muchas más". En el Salón plenario, por su parte, el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, defendió la
externalización de líneas sin que eso implique una pérdida de su titularidad pública. Hubo unanimidad de los tres grupos con representación en el Consistorio a la hora de defender esa "titularidad cien por cien pública", aunque diferencias en cuanto a la consideración de esa gestión externa de algunas líneas.

 

"Con esfuerzo y con ajustes, pero tendremos que hacer lo que tengamos que hacer para equilibrar las cuentas y preservar la titularidad pública de esta empresa, aunque eso suponga tener que externalizar algunas líneas totalmente inasumibles", afirmó el alcalde. "Decimos sí a la titularidad pública, pero defendemos la externalización de algunas líneas, lo que no quiere decir privatización", señaló al respecto Sánchez Monteseirín.

Antes, el concejal de Movilidad y presidente de Tussam, Francisco Fernández, ya matizó que "no es lo mismo titularidad que gestión". "Para el PSOE Tussam es un elemento fundamental, el eje de la movilidad en Sevilla.Es una empresa cien por cien pública, lo ha sido y lo debe seguir siendo. Es en esa dirección en la que está trabajando el Partido Socialista". No obstante, Fernández pidió la modificación de la propuesta de IU que se votaba y en la que demandaba "la defensa del carácter cien por cien público de Tussam" para dividirla en dos: una primera parte en la que abogaba por ese mantenimiento de su personalidad pública, y otra con el desarrollo del texto de la moción original en la que se desarrollaba la idea de conservar la gestión pública de la explotación de la empresa.

IU defendió "por coherencia política" la no externalización, "sin privatización ni concesiones administrativas". "El transporte público es un derecho de la ciudadanía. Un servicio público no tiene por qué ser sinónimo de pérdidas, nosotros abogamos por otra serie de medidas para aumentar los ingresos", propuso el portavoz de la federación de izquierdas y primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos.

El PP, por su parte, suscribió la propuesta y votó a favor de la moción de izquierdas, no sin antes establecer una comparación entre la gestión que en su momento hizo de la empresa -cuando gobernó la ciudad del 91 al 99-, la del primer Gobierno socialista, en mayoría absoluta entre 1999 y 2003, y la coalición con IU, que calificó "como 12 años en los que casi han llevado a la quiebra a la empresa".
"IU ha planteado algo que está dentro de su esencia política, pero lo que ha defendido el PP es increíble y no es en absoluto coherente con los principios que representa", mantuvo Monteseirín. "Verás como se enteren los que os mandan, os van a dar un coscorrón", añadió con sorna Antonio Rodrigo Torrijos.

El alcalde aprovechó también para defender su gestión de la empresa. "¿Cómo se puede hablar de una gestión cuando se ha incrementado la flota, se ha mejorado el servicio y se han puesto más autobuses aun sabiendo que la rentabilidad no iba a ser la deseable?", cuestionó.

  • 1