martes, 18 diciembre 2018
20:15
, última actualización
Local

Tussam estudia rescatar en mayo la línea del aeropuerto

Los sindicatos apoyan la propuesta, que supondría unos ingresos anuales de un millón de euros

el 09 mar 2012 / 21:23 h.

TAGS:

Tussam estudia el rescate de uno de sus servicios externalizados, la línea hasta el aeropuerto de San Pablo que gestiona la empresa Los Amarillos, cuyo contrato termina el próximo 30 de abril. Por eso, según confirmaron fuentes municipales, el Consistorio está analizando la posibilidad de que Tussam no renueve el contrato y vuelva a ofrecer este servicio, tal y como han pedido históricamente los sindicatos.

Según Miguel Pereira, representante de CCOO en el comité de empresa de la empresa municipal de transportes, si el Consistorio aprueba la propuesta sería "una buena noticia", ya que la línea da "buenos resultados en ingresos y viajeros". Pereira incluso apuntó que, según los últimos datos, la conexión con San Pablo genera ingresos anuales de alrededor de un millón de euros.

De todas formas, el sindicalista se mostró desconfiado: "Sería lo contrario de lo que creíamos que sucedería con este Gobierno del PP y no nos lo creeremos hasta verlo", apostilló, tras recordar que Los Amarillos gestiona este servicio desde hace años. Igual que hace con las líneas que llegan a Valdezorras, mientras que Casal hace lo propio con el servicio al Parque Alcosa y Torreblanca. Ambas empresas, además, han protagonizado protestas laborales en las últimas semanas por los retrasos en el pago de las nóminas precisamente por los impagos de Tussam.

Desde IU se señaló que la propuesta para que Tussam rescate la línea del aeropuerto no ha sido debatida en los órganos de decisión de Tussam, si bien adelantaron que apoyarán todo lo que represente una recuperación del servicio público.

El autobús al aeropuerto cuesta actualmente 2,4 euros el billete univiaje; 4,20 ida y vuelta y dos euros con la tarjeta recargable. El bono mensual sale por 40 euros.

El rescate de esta línea, denominada EA, sería una de las medidas incluidas en el plan de saneamiento de Tussam aprobado el pasado 27 de febrero y por el que el Consistorio pretende reducir en siete años 70 millones de deuda. Dicho plan prevé una subida histórica de la aportación municipal (69,7 millones de euros en 2012), pese a que las arcas públicas están bajo mínimos, y hasta un 24% más de ingresos propios.

El sueldo de la plantilla tendrá un recorte del 5% y no habrá inversiones (ni en renovación de la flota) en dos años. Además, se prevé ampliar la red de carriles bus hasta 59,5 kilómetros, si bien aún no hay un presupuesto concreto.

Por otro lado, dicho plan de ajuste de Tussam plantea un ambicioso escenario según el cual en un plazo de siete años los ingresos propios, los procedentes de la venta de títulos de viaje, aumentan más de un 20% hasta pasar de los 53 millones de 2012 -que incluyen la aportación municipal en compensación por los títulos gratuitos y bonificados- a 64,5 millones en 2018.

El diagnóstico de Tussam es contundente: hay una situación histórica de pérdidas, un déficit acumulado de 40 millones de euros, los pagos pendientes con proveedores alcanzan los 20 millones, hay un endeudamiento que rebasa los 74 millones y desde 2006 la sociedad encara cada cierre de año en causa de disolución que se salva con una aportación extraordinaria municipal.

  • 1