miércoles, 19 diciembre 2018
05:41
, última actualización
Local

Un 2011 aciago en la bolsa hunde aún más a las cotizadas andaluzas

Abengoa muestra el mejor comportamiento frente a los notables desplomes de Inmobiliaria del Sur, Ezentis y Biosearch

el 07 ene 2012 / 21:42 h.

TAGS:

Una operadora de bolsa ante los gráficos del mercado madrileño donde se reflejan la evolución de su principal indicador, el selectivo Íbex 35, y la cotización de los valores

La bolsa española ha sido una montaña rusa durante el pasado año. Si bien la caída ha sido inferior a la del año anterior -el Íbex 35 se dejó el 13,11% en los últimos doce meses-, los continuos ataques a la deuda soberana del país pusieron al parqué en jaque, sobre todo en los meses de agosto y noviembre. Esta situación afectó de lleno a los valores andaluces que cotizan en bolsa. De hecho, sólo uno de ellos, Abengoa -la única presente en el selectivo español-, logró salvar el año con un decenso menor al de la media del Íbex 35, ya que durante 2011 el valor de su acción retrocedió un 10,77%.

La multinacional sevillana de ingeniería y líder en energía solar cerró el pasado noviembre la operación que daba entrada en su capital social con 300 millones de euros a First Reserve Corporation, fondo de inversión de nacionalidad estadounidense especializado en inversiones dentro del sector energético. En concreto, acabó 2011 con una capitalización de casi 1.800 millones y el valor de sus títulos a 16,40 euros.

La compañía afrontó en 2011 además la venta de su 40% de Telvent por 421 millones, que tuvo lugar el pasado junio.

Peor le fueron las cosas en el parqué a Inmobiliaria del Sur. El valor de los títulos de la compañía sevillana se desplomaron más de un 55% en los últimos doce meses, ya que sus acciones pasaron de costar 13 euros a 5,790. La crisis económica y la particular que vive el sector del ladrillo en España resultaron nefastas para la empresa, que contaba con una capitalización a final del ejercicio de algo más de 98,26 millones de euros, 122 millones menos que un año antes.

En cualquier caso, Inmobiliaria del Sur -que en los últimos años está apostando por el mercado del alquiler de oficinas para contrarrestar la situación del sector- repartirá un dividendo a cuenta del resultado del ejercicio 2011 de 0,07 euros por acción el próximo día 16 de enero, según informó la compañía sevillana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Caída también brusca aunque algo menor la de Ezentis. La antigua Avánzit, que cuenta con su sede social en Sevilla desde 2009 a cambio de que la Junta entrara en su capital, tampoco se libró de las pérdidas, ya que sus títulos cayeron un 43% en los últimos doce meses, esto es, de los 0,456 euros que valían sus acciones el último día de cotización de 2010 a los 0,260 del pasado día 30 de diciembre. En total, su capitalización a cierre de 2011 superó los 100 millones de euros.

Y es que la empresa tecnológica no vivió un buen año. De hecho, el pasado junio se desplomó un 25% después de anunciar la solicitud de un preconcurso de acreedores para sus filiales Asedes Capital y Ezentis Infraestructuras. Ezentis justificaba entonces la solicitud en la falta de liquidez de ambas compañías provocada por el descenso de la inversión tanto en obra pública como privada, los impagos de clientes y la restricción del crédito. En octubre, ambas filiales solicitaron ya de manera voluntaria el concurso, aunque el grupo sostenía entonces que no esto no tenía impacto en la matriz porque no existían garantías cruzadas. Poco después informaba de que habían cumplido con sus respectivos convenios de acreedores.

Además, a finales de noviembre, la compañía vendió su participación en la constructora valenciana Sedesa a Vicente Cotino a cambio de un total de 17,647 millones de acciones del grupo tecnológico, lo que supone un 5,24% del capital social del que era propietario el empresario.

Por último, la antigua Puleva Biotech, ahora denominada Biosearch y con sede en Granada. La caída del valor de la acción de la compañía fue superior al 34% -al pasar de los 0,620 euros a los 0,405-, mientras que la capitalización superó los 23,3 millones de euros durante 2011.

También fue un ejercicio movido para la multinacional. En concreto, Ebro Foods decidió a principios de año la venta del 29,9% de su filial biotecnológica Biosearch al grupo lácteo Lactalis Iberia por 8,28 millones de euros. Tras esta venta, Ebro Foods mantenía la titularidad de 12.117.806 acciones de la empresa, representativas del 21,002% del capital social de la filial.

Meses después, el pasado junio, la compañía francesa también propietaria de Puleva decidió reducir su participación en la firma al 29,5% tras desprenderse de 230.800 acciones.

Un banco con aire andaluz irrumpe en el parqué

El 21 de julio Banca Cívica se estrenaba en el parqué. El banco resultante de la fusión fría entre Caja Navarra, la sevillana Cajasol, Caja Burgos y Caja Canarias ofrecía entonces hasta un máximo de 248.800.000 acciones representativas del 47,5% del capital social de la entidad tras la Oferta Pública de Suscripción (OPS) a un precio de 2,7 euros. El último día de cotización del año 2011, los títulos de la entidad financiera cerraban a 2,279 euros. De este modo, la entidad se erigía como la tercera de nueva creación que aglutina el negocio bancario de cajas de ahorros españolas. Así, saltó al parqué dentro del proceso de reestructuración del sector, tras Caixabank y Bankia.

  • 1