jueves, 21 marzo 2019
06:31
, última actualización

Un cuarto de siglo de corazón

La Velá de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Los Palacios, la más antigua del pueblo y que sirvió para sufragar la construcción del templo, celebra sus bodas de plata.

el 22 jun 2014 / 00:59 h.

La velada del Sagrado Corazón congregó a numerosos palaciegos. / ÁLVARO ROMERO La velada del Sagrado Corazón congregó a numerosos palaciegos. / ÁLVARO ROMERO Los tiempos han cambiado, porque un cuarto de siglo da para que unos rostros envejezcan, otros desaparezcan y ya sea impensable aquella proeza de construir un templo como el del Sagrado Corazón en poco más de dos años y financiado por el pueblo, pero la Velá que empezó organizándose en 1989 para conseguir fondos que hicieran realidad esta iglesia que antes no contaba sino con una capillita en la que la mayoría de fieles tenía que oír misa en la puerta, continúa en el mismo sitio, la plaza de las antiguas Casas Baratas, y con la misma intensidad, la que le imprime una feligresía que convierte esta fiesta inaugural del verano no solo en un colofón de su curso pastoral, sino en un acontecimiento festivo para Los Palacios y Villafranca. Entre 1989 y 1992 había 3.700 familias que pagaban una cuota mensual para las obras de su templo, presupuestadas entonces en 80 millones de pesetas. Tanto se volcó la gente, incluso con las vidrieras, los bancos, los azulejos y otros remates sacros, que el templo terminó abriendo para su primera misa y solo había costado 50 millones. «El 95 por ciento del dinero lo puso el pueblo; lo del Arzobispado fue simbólico», recuerda ahora quien sigue siendo el alma páter del Sagrado Corazón y de la Veláa, Luis Merello Govantes, el párroco. Aquella velá que comenzó con el objetivo de la construcción del templo continuó celebrándose después, hasta hoy, y siempre con miras benéficas, desde proyectos de cooperación internacional en Latinoamérica a colaboraciones con Proyecto Hombre. «En los últimos cinco años todo se lo ha llevado Cáritas», reconoce Merello, «pues las necesidades en nuestro pueblo, por la crisis, se han disparado». La Velá de este fin de semana, que comenzó el viernes con la multitudinaria procesión del titular de la parroquia, ha tenido un programa especial, pues por su escenario han pasado artistas como los cantantes Rosa Marín e Ismael Carmona, del programa Se llama Copla, además de los locales Buenprovecho y el grupo flamenco de Isabel Amador, a la sazón pregonera de El Rocío de este año. Anoche hubo hasta fuegos artificiales. Para hoy está prevista la actuación de la escuela de flamenco La Unión. «Pensamos en conceder placas de reconocimiento a una serie de personas, pero luego hemos decidido que no, porque seguro que nos olvidamos de alguien», asegura Merello, y añade: «Nos decantamos por un reconocimiento al Ayuntamiento como institución que nos ha apoyado desde el primer día». El alcalde, Juan Manuel Valle, recogió anoche la placa. El centenar de colaboradores han recibido un emotivo trabajo audiovisual elaborado por la televisión municipal, un recorrido por este cuarto de siglo de la que es en Los Palacios la madre de todas las verbenas. Las bodas de platas son compartidas por el coadjutor de la parroquia, Julián Hernández, que aterrizó por aquí mientras a un lado de las Casas Baratas se iniciaban los cimientos del templo actual y, al otro lado, se montaba una carpa para sufragarlo con espíritu festivo.

  • 1