lunes, 17 diciembre 2018
17:33
, última actualización
Cultura

Un derby de papel lleno de fervor

La editorial Libros del KO dedica sendos títulos a los equipos de fútbol sevillanos: ‘Yonkis y gitanos’ de José Lobo y ‘Marchito azar verdiblanco’ de Antonio Luque

el 21 ene 2015 / 15:43 h.

Imagen AntonioLuque copiaweb A simple vista, un libro dedicado al Sevilla FC que se titule Yonkis y gitanos y que empiece especulando sobre cuántas cosas pueden hacerse con el miembro viril en la mano resulta, cuando menos, chocante. Pero así es la obra que ha firmado el sevillano y sevillista José Lobo para la colección Hooligans Ilustrados del sello editorial Libros del KO, que también ha brindado la contrarréplica bética con Marchito azar verdiblanco, de Antonio Luque. Lobo explica así el origen del proyecto: «Me llamaron por el blog Palanganismo Exacerbado, que llevamos entre varios amigos. A raíz de un artículo publicado en él, los editores me lo propusieron, y yo encantado. Aunque advertí de antemano que yo no pondría ni un duro, por si acaso», dice. «Lo empecé a escribir a ciegas, de pe a pa», asegura el autor de Yonkis y gitanos. «Quería que saliera así, con fluidez, que no fuera enganchar únicamente una anécdota con otra. Y siempre guiado por el máximo afán, no aburrir, ni quedarse en la simple charla de bar». «El título en principio es una provocación», admite el autor, «pero de lo que se trata en realidad es de hablar de un Sevilla distinto, el Sevilla de gente que no había visto nunca nada, con una adolescencia complicada en la que no había ni para balones, y a la que le daban igual los insultos y los menosprecios». Un elogio, pues, de la generación que sufrió el paso de su equipo por Segunda División. «Yo no querría que nadie volviera a esa infancia», afirma Lobo, aunque no puede evitar que entre sus palabras se filtren algunas gotas de nostalgia por los malos tiempos. «Entonces los reveses se tomaban como algo natural, y gracias a ese estoicismo se formó una afición muy fiel. De hecho, el Sevilla llegó a ser el tercer equipo de España en número de socios, y logró ampliar su campo por el tema del Mundial», agrega. El relato llega hasta la cima del éxtasis sevillista de las tres UEFA y más allá. «Empecé entre agosto y septiembre del 2013, cuando nadie se esperaba que el Sevilla ganara la última Europa League. Luego el lanzamiento se retrasó, la editorial decidió que el libro saldría con otros cuatro más. Me dejaron caer que si había nuevos trofeos sería conveniente alargar el texto, y en efecto, hubo que hacer el epílogo de Turín». «Una vez que uno ha hipotecado su vida a todos los niveles, sobre todo en el banco, solo queda el fútbol como alienación absoluta», comenta Antonio Luque, músico conocido como Sr. Chinarro y también escritor ocasional. «Por eso es tan importante algo que no deja de ser un juego» Para el autor de Marchito azar verdiblanco, el manquepierda bético es la fórmula mágica de Andalucía occidental, «de nuestra pobreza con sol y botellines. Mientras no pidamos ayuda a Alemania, es una forma de ser feliz», subraya. Asevera Antonio Luque que el hito bético de Lopera merece un análisis especial. «La gente no parece tener toda la precaución necesaria hacia los prestamistas, que no regalan nada. Lopera empezó así con el Betis, y así está el equipo ahora, que no se sabe ni dónde está el dinero... No, parece que no era ningún santo» Aunque afirma que se trata de un relato muy autobiográfico, Luque alberga la esperanza «de que alguna gente se sienta identificada», y aunque es consciente de la larga tradición literaria del Betis –ahí está ese clásico que es El Betis, la marcha verde, de Antonio Hernández, además de los pinitos literarios de Mel–, asegura que «por desgracia no he leído nada de eso, aunque el Betis tiene sin duda su poética. Con mi libro no pretendo pasar a la Historia. Lo borraría a cambio de que el Betis subiera de nuevo a Primera».

  • 1