miércoles, 24 abril 2019
15:13
, última actualización
Local

Un hombre de 74 años apuñala en plena calle de Málaga a su ex

El agresor se autolesionó tras matar a la víctima, que nunca había denunciado.

el 06 abr 2010 / 11:34 h.

TAGS:

Un fotógrafo retrata la calle de Málaga donde ocurrieron los hechos.
A plena luz del día y en plena calle. La violencia machista saltó ayer, un día más, a la actualidad en una escalada que en apenas tres meses se ha cobrado ya este año 16 vidas en España (seis en los últimos diez días), cinco de ellas en Andalucía mientras aún se investiga la muerte violenta de una mujer en Granada hallada en su casa con un golpe en la cabeza.

Ayer, el asesino no se escondió en la privacidad del domicilio, esa intimidad que durante muchos años ha mantenido el silencio sobre esta clase de crímenes bajo el auspicio cómplice de que no hay que meterse en las riñas domésticas. A.G.C., de 78 años, apuñaló en plena calle Carlos Falguera de la capital malagueña a M.V.O.M., de 64 años; posteriormente se autoinfligió heridas de arma blanca por las que se encuentra ingresado en el hospital Carlos Haya.

La investigación ha confirmado que ambos fueron pareja sentimental, aunque actualmente residían en domicilios separados, y que la víctima -natural de Málaga mientras que el agresor era oriundo de la localidad sevillana de Osuna- no había presentado denuncias previas ni existían antecedentes conocidos de malos tratos, según confirmó la coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer en Málaga, Pilar Oriente, y la Subdelegación del Gobierno.
Se repite así el guión de los últimos crímenes. De las 16 mujeres asesinadas este año -la última, el pasado domingo en Burgos-, sólo dos habían presentado denuncia ante los juzgados de violencia de género, una de ellas Julia Madruga, asesinada el pasado 19 de marzo en la clínica Blanca Paloma de Huelva cuando visitaba a su madre hospitalizada. Por ello, el delegado del Gobierno central contra la Violencia de Género, Miguel Lorente, insistió ayer en la importancia de la denuncia porque los agresores "no se van a detener" y la única forma de prevenir las agresiones más graves "es adelantarse a ellas a través de la denuncia" para proteger a las víctimas.

El intento de suicidio del agresor tras perpetrar el crimen también es frecuente. De los 16 casos de violencia machista registrados este año, el agresor se suicidó en cuatro de ellos (entre ellos, el hombre hallado junto a su mujer en un coche en la localidad almeriense de Benahadux, ambos con disparos de bala) y otros tres (cuatro con el de ayer) lo intentaron.

Los hechos de ayer sucedieron sobre las 11.20 horas de la mañana cuando un particular avisó al servicio de coordinación de emergencias 112 de Andalucía de que había dos heridos en la calle Carlos Falguera de la capital malagueña, lugar al que se desplazaron efectivos sanitarios y agentes de la Policía Nacional.

Los policías hallaron a la mujer desangrándose y a escasos metros de ella al agresor, tendido en el suelo con una herida de arma blanca. Momentos antes, unos vecinos le había quitado el cuchillo que aún llevaba entre las manos. Ambos fueron trasladados al hospital Carlos Haya, donde la víctima ingresó ya cadáver, mientras que el hombre fue intervenido quirúrgicamente de la herida por arma blanca que presentaba en el cuello y a continuación quedó ingresado en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI) en estado muy grave, según fuentes del centro.

La lista negra no deja de crecer y si en todo 2009 murieron en Andalucía catorce mujeres a manos de sus parejas o ex parejas, en lo que va de 2010 el saldo es ya de cinco casos confirmados y otros dos en investigación (uno en Córdoba y el de Granada). En España, el año pasado fueron asesinadas 56 mujeres.

De los cinco asesinatos perpetrados este año en Andalucía, el ocurrido ayer en Málaga es el primero que se produce en plena calle, ya que en enero una mujer de 45 años fue asfixiada por su marido en el domicilio conyugal en El Cuervo (Sevilla) y en febrero, una joven boliviana de 25 años fue apuñalada por su pareja, de la misma nacionalidad, también en la casa familiar en Almería. El tercer crimen fue el registrado en la clínica onubense. Y el de Benahadux, el día 28, se produjo en el coche.

Sí se han registrado otros intentos de asesinatos en la calle, como el de una trabajadora de los apartamentos turísticos Sunset Beach de Benalmádena (Málaga) a la que su ex pareja esperó para golpearla y rociarla con gasolina, y a la que salvó un compañero, o el de un agresor que fue detenido el viernes en Jaén cuando intentaba agredir a su ex con un cuchillo de carnicero y una estaca.

  • 1