Local

Un imputado de Bankia admite que su "misión" era acudir a las reuniones

el 05 nov 2012 / 21:04 h.

TAGS:

El primer exconsejero de Bankia que ha declarado como imputado en la Audiencia Nacional aseguró ayer que los miembros del consejo de la entidad desconocían las advertencias realizadas por el Banco de España y la auditoría de Deloitte sobre la situación real de la entidad cuando en marzo y mayo de este año votaron a favor de reformular las cuentas y solicitar ayudas públicas, informaron fuentes jurídicas.
“Nos enteramos de la situación cuando se propuso el nombramiento de José Ignacio Goirigolzarri como presidente”, manifestó el presidente de la Caja de Canarias y Cruz Roja Española, José Manuel Suárez del Toro, durante su declaración como imputado ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que investiga el proceso de fusión de las cajas que conformaron la entidad y su salida a bolsa.

Aunque no citó expresamente al expresidente de la entidad Rodrigo Rato, Suárez del Toro explicó en su hora y media de declaración que los miembros del consejo de administración se dejaban guiar por los “gestores” de la entidad y que votaron a favor de la reformulación de las cuentas (el 28 de marzo de 2012) y del cese de Rato (el 9 de mayo) “sin tener información real” sobre la situación de Bankia.

“Mi misión era asistir a las reuniones del Consejo”
, señaló Suárez del Toro, que está imputado por su condición de vocal del Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia. La entidad pasó en pocos días de unos beneficios declarados de 305 millones a unas pérdidas de 2.979 millones, lo que le obligó a pedir al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ayudas públicas de 19.000 millones.

El compareciente, que se negó a contestar a las acusaciones popular y particular, indicó a preguntas del fiscal Anticorrupción Alejandro Luzón que, tal y como reflejaba el acta de la Comisión de Auditoría del 26 de marzo, los consejeros no tuvieron conocimiento del informe de Deloitte sobre la situación de la entidad. En este estudio, la auditora expresaba sus dudas sobre la valoración de las acciones de Bankia en BFA y los créditos fiscales a compensar con beneficios futuros y se apuntaba la necesidad de sanear la cartera promotora.
El imputado aseguró que no tenía sueldo de Bankia, sólo cobraba dietas y su salario se lo pagaba la Caja de Canarias. En la actualidad, explicó, es de 70.000 euros tras rebajárselo dos veces.

Suárez del Toro es el primero de los 33 exmiembros del Consejo de Administración de Bankia que tienen que declarar en el marco de este procedimiento, iniciado a partir de una querella interpuesta por Unión, Progreso y Democracia (UPyD) y otra del colectivo 15MpaRato.
El exsecretario general del PP de Madrid, Ricardo Romero de Tejada, y Mercedes Rojo, asesora de la expresidenta regional, Esperanza Aguirre, declararán hoy en la Audiencia Nacional como imputados en la causa en la que se investiga el caso Bankia.

  • 1