lunes, 18 febrero 2019
07:37
, última actualización
Local

¿Un nuevo Algarrobico?

El Supremo avala otro hotel de lujo en Cabo de Gata.

el 22 may 2010 / 19:48 h.

TAGS:

Vista de las salinas de Cabo de Gata, una de las zonas más vírgenes.

Los ecologistas de Almería acaban de sufrir un revés que ha resucitado el fantasma del hotel del Algarrobico, el mastodonte ilegal de 20 plantas situado en zona protegida del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. Según avanzó ayer Canal Sur Televisión, la Junta de Andalucía ha desistido de presentar el recurso de casación que pedían los preservacionistas contra la licencia municipal que autoriza otro hotel de lujo en la zona de las salinas de Gata, en el término municipal de Níjar. El permiso para este edificio lo concedió el consistorio de la citada localidad en 1999 y, tras numerosos recursos de los ecologistas, sólo quedaba la vía de que la Junta se opusiera al proyecto para poder paralizarlo. Sin embargo, tras años de batalla judicial, la administración autonómica ha desistido y, por ello, el Tribunal Supremo ha dado vía libre a la construcción del hotel, que está llamado a ser uno de los más caros del entorno.


"Hoy en día la de las salinas es una zona prácticamente limpia, sin edificaciones ni grandes presiones de población, por lo que la edificación del hotel podría romper uno de los escasos rincones vírgenes que le quedan a Gata que, además, ya sufre agresiones de calado como la del Algarrobico y debería, por eso, ser mirada con lupa", explica el portavoz de Ecologistas Mediterráneo, José Ribera.


Lo que temen los conservacionistas -a los que apoya un notable grupo vecinal de Níjar- es que con este aval a la licencia se abra la puerta a la construcción de otras instalaciones de ocio y turismo en la zona, cuando hasta ahora su grado de protección la había protegido "de luces, coches, movimiento y turistas", un trasiego "de impactos que no puede permitirse ni en estas salinas ni en todo el parque", añaden. "Cabo de Gata ya es, por desgracia, el símbolo del urbanismo catastrófico, desaforado e irracional para media Europa. No podemos consentir que se levante un Algarrobico dos en la misma zona, repitiendo los errores", defiende Ribera.


a la espera. Por el momento el hotel no podrá levantarse, ya que el plan de ordenación del parque natural está paralizado por diversos recursos, sobre todo de la asociación ecologista Greenpeace, en su mayor parte por agresiones del ladrillo al entorno.
La instalación cuenta con partidarios, que esperan que dé empleo a la localidad y a su comarca y que se escudan en que, cuando se dio la licencia, el grado de protección ambiental era menor, como dice el Ayuntamiento.

  • 1