domingo, 21 abril 2019
06:45
, última actualización
Local

Un patrón 'tutto magnifico'

Un santo de importación para la hostelería sevillana. La imagen de San Francisco Caracciolo podría presidir en el futuro las cocinas de los bares y restaurantes de la ciudad. Los herederos de la congregación que fundara este santo italiano viajaron ayer a Sevilla para promover su patronazgo sobre los cocineros locales.

el 16 sep 2009 / 08:17 h.

TAGS:

J.G.P.

Un santo de importación para la hostelería sevillana. La imagen de San Francisco Caracciolo podría presidir en el futuro las cocinas de los bares y restaurantes de la ciudad. Los herederos de la congregación que fundara este santo italiano viajaron ayer a Sevilla para promover su patronazgo sobre los cocineros locales.

En el año 1996 la Santa Sede le declaró patrón de los cocineros de Italia por la gran devoción que despierta su figura entre los restauradores transalpinos. Ahora, los sucesores de la congregación de los Clérigos Regulares Menores, fundada por el propio Caracciolo en 1588, se han propuesto extender ese patronazgo más allá de las fronteras italianas.

Con tal motivo y con el deseo de promocionar el culto al santo, el prepósito general de la orden, Raffaele Mandolesi, viajó ayer a Sevilla para participar en una misa solemne en el oratorio de la Escuela de Cristo, anexa a la parroquia de Santa Cruz, "lugar donde esta congregación tuvo casa en Sevilla desde 1625, año de su inauguración, hasta la desamortización de 1835", según explica el historiador Ramón de la Campa, a la postre intermediario en la visita de esta delegación italiana a la capital sevillana.

Esta congregación, que el año pasado celebró con grandes solemnidades el cuarto centenario de la muerte de su fundador, llegó a disponer de 34 casas repartidas por gran parte de España.

Aunque muy pocos parroquianos conozcan de su existencia, san Francisco Caracciolo está representado en la parroquia de Santa Cruz con una imagen de telas encoladas, obra de Pedro Duque Cornejo, situada en uno de los altares de la nave del Evangelio. En ella se representa al santo vestido con sotana negra y en actitud de oración, con los brazos abiertos y la mirada al cielo.

Para promocionar su patronazgo sobre los fogones sevillanos, a la celebración de ayer fueron invitados el presidente de la Asociación Sevillana de Hostelería, Juan Robles; Juan Antonio Salas, del Grupo "Salas", que regenta El Cairo y otros importantes restaurantes en la ciudad; así como Luis de Lezama y Fernando Faces, máximos representantes de la Escuela Superior de Hostelería. También, en correspondencia a la ascendencia italiana de los visitantes, se cursó invitación a José Carlos Ruiz-Berdejo y Sigurtá, cónsul de Italia, y José Tobías Lerga Paz, que además de cónsul de los Países Bajos, es Comendador de Santa Ágata de la Real Compagnia della Mercede, orden nobiliaria italiana que tiene en Sevilla una delegación.

La solemne celebración de ayer concluyó con una procesión de clérigos e invitados hasta el altar del santo en la parroquia de Santa Cruz, donde se entonó su himno en lengua vernácula.

  • 1