viernes, 16 noviembre 2018
09:24
, última actualización
Local

Un quinteto de mucha Fama

La Hispalense reconoce la trayectoria investigadora de cinco grandes investigadores de reconocido prestigio internacional en cada una de sus parcelas

el 17 abr 2012 / 20:03 h.

TAGS:

-->-->-->

Cinco grandes investigadores de reconocido prestigio internacional en cada una de sus áreas de conocimiento. Cinco profesores de excelencia a los que la Hispalense tributó ayer un homenaje de gratitud por su impecable y modélica trayectoria.

La Universidad de Sevilla concedió ayer sus Premios Fama 2012 a los docentes Ramón María Serrera Contreras, por su trayectoria investigadora en la Rama de Artes y Humanidades; a Enrique Cerdá Olmedo, en la Rama de Ciencias; a Antonio Enrique Pérez Luño, en la Rama de Ciencias Sociales y Jurídicas; a Miguel Toro Bonilla, en la Rama de Ingeniería y Arquitectura; y a Jerónimo Pachón Díaz, especialista en el estudio de las Enfermedades Infecciosas, por su contribución investigadora en la Rama de Ciencias de la Salud. Todos ellos se llevaron a casa una hermosa y pesada reproducción de la diosa fama, figura alada que preside el edificio central de la Hispalense.

Del catedrático de Historia de América y miembro del consejo editorial de El Correo de Andalucía, Ramón Serrera, el rector de la Hispalense, Antonio Ramírez de Arellano, destacó “el cariño que despierta como persona y la admiración que siente por él la comunidad científica”. Hace un año apareció su última gran obra, La América de los Hagsburgo (1517-1700), un libro “con el que la Universidad de Sevilla se coloca al frente mundial de la Historiografía Americana, por delante incluso de las prestigiosas universidades inglesas”, y que mereció los elogios de reconocidos historiadores de todo el mundo, entre ellos Sir John Elliot.

Además a Ramón Serrera le llegó el pasado mes de febrero el homenaje de su ciudad al erigirse en finalista del premio Sevillanos en la Onda, creado por Onda Cero Radio para galardonar, mediante el voto ciudadano, a las más ilustres figuras en el mundo empresarial, cultural, universitario y deportivo. “Me consta que al profesor Serrera, gran musicólogo, este Premio Fama le suena a música celestial”, concluyó el rector.

En su discurso de agradecimiento, el americanista Ramón Serrera manifestó su felicitación a los otro “cuatro colegas” que compartían con él galardón y dedicó el premio a su familia, maestros, compañeros –con especial dedicatoria al recién desaparecuido profesor Morales Padrón– y amigos, amén de a sus alumnos, “con los que cada día me siento joven y feliz explicando la crisis del siglo XVIIcon una pizarra y una tiza”.

Fijando su atención en la estatua alada que simboliza el premio, Serrera, en tono didáctico, explicó que la auténtica diosa Fama se representa con dos trompetas, la de la derecha pregonaba las verdades y la de la izquierda, las maldades y mentiras. “Por ello, espero que a ninguno de los hoy galardonados nos saque nuestra escultura en los próximos años el clarín izquierdo que esconde bajo el pliegue de su ropaje para darnos un aviso y mandarnos al corral de la decepción y el olvido”.

  • 1