martes, 22 enero 2019
20:49
, última actualización
Local

Hallan muerto en su casa con signos de violencia a un vecino de Los Pajaritos

La víctima, un varón de 52 años, tenía según los testigos un cuchillo clavado en la espalda, pero la policía mantiene abierta la investigación para esclarecer las circunstancias del fallecimiento

el 08 jun 2014 / 18:45 h.

Momento en el que el cuerpo de la víctima fue trasladado desde su domicilio. Foto: José Luis Montero Momento en el que el cuerpo de la víctima fue trasladado desde su domicilio. Foto: José Luis Montero

Un varón de 52 años de edad, vecino de la calle Mirlo, en el barrio sevillano de Los Pajaritos, fue encontrado muerto en la tarde de ayer en su domicilio con evidentes signos de violencia, sin que todavía se hayan esclarecido las circunstancias de su fallecimiento.

Según fuentes del servicio de emergencia 112, alrededor de las 17.30 horas, una persona del mismo vecindario, en concreto del número 24 de la calle Mirlo, se extrañó al oír cómo el teléfono del fallecido sonaba insistentemente, sin que nadie contestara. La sospecha de que hubiera podido ocurrirle algún tipo de indisposición la animó a acercarse a la vivienda de la víctima, encontrando en ella signos de allanamiento y el cuerpo sin vida del hombre, según testigos oculares con un cuchillo clavado en la espalda, por lo que informó de inmediato a la policía.

Los vecinos consultados por este periódico negaron que hubieran notado nunca nada raro ni en la conducta del vecino ni en su domicilio, aunque comentaron que se trata de una zona donde la inseguridad y la violencia no son extrañas, y donde no es la primera vez que ocurre una tragedia de estas características. Algunos también comentaron que una sobrina de la víctima, al acceder al inmueble en compañía de otras personas, salió profiriendo gritos y llantos, y asegurando que habían entrado en la casa y habían matado al hombre. Los efectivos del 061 desplazados hasta el lugar examinaron el cuerpo pero no pudieron hacer nada por la vida del hombre, pero tampoco alcanzaron a precisar el tiempo que podía llevar muerto, por lo que habrá que esperar a la autopsia para saber nuevos detalles.

Pocas horas después, la comisión judicial se personaba para realizar el levantamiento del cadáver. Fuentes policiales confirmaron que se trataba de un caso de homicidio, por lo que el caso está en manos del Grupo de Homicidios de la policía.

Al cierre de esta edición, agentes de la policía científica examinaban el inmueble en busca de pistas que conduzcan a esclarecer las causas de la muerte.

  • 1