jueves, 21 marzo 2019
06:31
, última actualización
Deportes

Un viaje de ida y vuelta de siete años

Cejudo regresa al Betis tras quedarse sin sitio en 2007. Se crio en el San Fermín de Puente Genil, maduró en el Ceuta, dio el salto en Las Palmas y se hizo de Primera en Osasuna.

el 13 ago 2014 / 09:13 h.

Álvaro Cejudo, el martes en su primer entrenamiento con el Betis / J.M. Paisano Álvaro Cejudo, el martes en su primer entrenamiento con el Betis / J.M. Paisano Álvaro Cejudo, el sexto fichaje del Betis 2014-15, ha hecho un largo viaje de ida y vuelta hasta Heliópolis, el lugar donde se formó durante nueve años. Despuntó como cadete, brilló como juvenil y fue clave en un ascenso del filial, pero en 2007 vio que la puerta del primer equipo estaba cerrada y tuvo que emigrar para progresar en su carrera. Pasó por el Ceuta, la UD Las Palmas y Osasuna... y siete años después está otra vez en casa. Álvaro destacó ya en las categorías inferiores del San Fermín-Puente Genil. Con 11 años solía subir del alevín al infantil. Su vocación ofensiva era un cebo irrechazable para cualquier técnico: 34 goles en una temporada, 27 en otra... Desoyó las tentaciones de los grandes de la cantera de la ciudad, como Séneca, Atlético Cordobés o Deportivo Córdoba, pero no ocurrió lo mismo cuando lo llamó el Betis en 1998. Era cadete cuando entró en la estructura verdiblanca y desde el minuto uno sobresalió entre sus compañeros. En su primer año logró 17 dianas, en el segundo se proclamó campeón de Andalucía y al tercero comenzó a alternar (y ser titular) en el juvenil de Liga Nacional. Como se trataba de ser precoz, subió pronto al División de Honor y despertó el interés de Juande Ramos, que lo citó para varios entrenos. Álvaro debutó con el Betis B cuando era juvenil. Lo hizo en Zafra, en el campo del Díter. Ya entonces los técnicos lo colocaban de interior derecho, aunque su verticalidad era tal que su poder goleador no se resintió:en la 02-03 le dio tiempo de marcar 11 goles con el juvenil. En la 03-04 jugó un amistoso con el primer equipo, pero cuando parecía que iba a dar el salto se topó con una lesión que lo tuvo de baja tres meses. Sin ficha, fue cedido al Coria, en Tercera. Y en la 04-05 se perdió casi todo el campeonato (siete partidos jugó) por culpa del pubis. cejudo betis b Ala izquierda, Cejudo en un Betis B-Algeciras de la 06-07 (detrás, Cañas). Foto: Javier Cuesta A pesar de tanto contratiempo, el Betis renovó a Álvaro en 2005. Fueron sus dos últimos años como verdiblanco, en el filial y en Tercera. En la 05-06 se reencontró consigo mismo, logró siete goles y trabajó algún día con Lorenzo Serra Ferrer. El B no subió. Lo hizo al año siguiente, de la mano de Paco Chaparro y con la compañía de Casto, Isidoro, Cañas, Juande... Álvaro (que no Cejudo, como ahora) ya acostumbraba a partir desde la izquierda y sus diagonales hacia el área rival fueron claves en el ascenso. Es más, acabó como pichichi del filial, con 10 goles. Las trayectorias de Álvaro y el Betis se separaron en 2007. Ni él tenía edad para el filial ni el club sitio para él en el primer equipo, así que atendió al Ceuta y continuó en Segunda B, pero no se desesperó. Casi sube a Segunda en la 07-08 y siguió metiendo más y más goles en la 08-09 (9). Las Palmas le brindó el regalo de jugar en Segunda. No decepcionó. En la primera jornada de la 09-10 anotó el primer gol de la campaña para los amarillos. Y no fue el único:logró seis en ese curso y otros seis en el siguiente. En enero lo dejó porque un conjunto de Primera al fin se fijó en él. Era Osasuna. Yen Pamplona ha permanecido tres campañas y media en las que sobre todo ha sido muy, muy regular: más de 30 encuentros por temporada.  

  • 1