miércoles, 19 diciembre 2018
03:41
, última actualización
Local

Una app para abrir el apetito

La Universidad de Sevilla pone en marcha una aplicación móvil para dar a conocer a su comunidad universitaria los menús diarios en los comedores universitarios.

el 05 feb 2015 / 22:01 h.

TAGS:

comedores Ana López, Mª Dolores Pablo-Blanco, Máximo de la Fuente y Macarena Smith. Foto: El Correo De primero salteado de champiñones y zanahorias. De segundo unas lentejas con calabacines, y de postres, fruta, todo acompañado con pan. Este es uno de los menús saludables que los más de 60.000 miembros de la comunidad universitaria de la Universidad de Sevilla (y cualquier sevillano que así lo desee) tienen a su disposición no sólo en uno de los seis comedores de la Universidad de Sevilla sino en su móvil. El Servicio de Atención a la Comunidad Universitaria (Sacu) pone en marcha una aplicación móvil (disponible sólo para Android por ahora) a través de la cual estudiantes, PAS y profesores pueden saber el menú del día en los comedores de la Universidad y compartirlo vía Whatsapp con sus contactos. Uno de esos menús es saludable en un intento de la Hispalense y el Ayuntamiento de Sevilla de fomentar una vida sana desde la mesa. En la Universidad de Sevilla se sirven diariamente 1.500 comidas. Los menús se modifican cada seis semanas y, como reconoce la delegada de Asuntos Sociales del Ayuntamiento, Dolores de Pablo Blanco, lo más importante es que con esta aplicación móvil la comunidad universitaria se puede convertir en "mediadora" y embajadora de la necesidad de comer sano. Falta hace porque aunque los datos son de hace cuatro años, la delegada de Asuntos Sociales cifra en 500 menores los niños sevillanos que están en riesgo grave de enfermedades cardiovasculares por obesidad. Los menús de la Universidad de Sevilla no sólo serán buenos para la salud sino también para el bolsillo. El precio máximo del menú (dos platos, fruta y pan) es de 4,10 euros. Pero el fomento de la comida sana empieza desde pequeños. Así que la Universidad tiene previsto poner en marcha una campaña también en las guarderías para un aspecto muy concreto: los cumpleaños. Las celebraciones se acumulan y, al final, los niños comen demasiadas chucherías, explica la directora del Sacu, Ana López. Por eso, la idea es cambiar las bolsas de gusanitos y caramelos por brochetas de fruta.    

  • 1