miércoles, 24 abril 2019
14:31
, última actualización
Local

Una crisis, dos planes y sin salida

Zapatero y Rajoy se reúnen hoy 18 meses después con la Bolsa y la confianza bajo mínimos.

el 04 may 2010 / 21:02 h.

TAGS:

Zapatero y Rajoy, en la Moncloa, en la reunión del 14 de octubre de 2008.

El 14 de octubre de 2008 el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, acordaron crear una mesa bilateral para negociar las reformas estructurales necesarias en la economía española y convocar el Pacto de Toledo para estudiar cambios en la Seguridad Social. Aquella fue la
última reunión entre ambos dirigentes en el Palacio de la Moncloa. Entonces la crisis era tan sólo financiera y el culpable tenía nombre y apellidos: George W. Bush y los neocons.

Hoy, un año y medio después, Zapatero ha vuelto a citar a Rajoy en La Moncloa (10.00 horas), en el que será su undécimo encuentro desde que el primero es el jefe del Ejecutivo y el segundo, el presidente del primer partido de la oposición. Pero la situación de España es hoy bien distinta: 4.142.425 de desempleados -ayer se produjo la primera bajada en ocho meses-, un déficit público del 11,2% del PIB, en recesión económica al menos hasta 2011 -según las previsiones más optimistas- y la confianza internacional bajo mínimo tras el rescate griego -el Ibex 35 perdió ayer lo ganado en casi un año-.

En estos 18 meses el Gobierno ha aprobado 140 medidas contra la crisis y la mayoría con la fuerte oposición del PP. Hoy Zapatero intentará ganarse el respaldo de Rajoy con el objetivo de devolver la confianza a los mercados tras el rescate de Grecia, uno de los asuntos que analizarán junto con las fusiones de las cajas, aunque el presidente admitió ayer que la agenda de la reunión está abierta. Menos conciliador fue el líder del PP, quien aseguró que hoy le dirá a Zapatero que "no somos Grecia pero que estamos así por él" y que "se le ha acabado el tiempo de perder el tiempo".

También el Rey quiere acuerdo. Don Juan Carlos hizo ayer un llamamiento a la unidad y a "trabajar todos juntos para superar la crisis", a fin de "recuperar la dinámica de crecimiento". No es la primera vez, en su discurso de Nochebuena abogó por el diálogo por el bien de España.

Medidas anticrisis

En dos años el Gobierno ha puesto en marcha 140 medidas para paliar la crisis, algunas incluso cuando ésta era sólo una "perturbación económica" con un coste que representa un 7% del PIB. Los primeros paquetes intentaron frenar el impacto de la recesión y ayudar al sistema financiero y, las últimas, tratan de sentar las bases de un nuevo modelo productivo. La deducción de 400 euros en el IRPF, los 8.000 millones para obras en los ayuntamientos, las líneas ICO, el plan 2000E, la prestación de 420 euros para los parados, la Ley de Economía Sostenible o el Pacto de Zurbano son algunas de las medidas impulsadas y, en contra, siempre estuvo Rajoy, que apostó por reformas de más calado: como la laboral o fiscal.

Reforma laboral
El presidente del Gobierno consideró innecesaria emprender una reforma del mercado laboral español hasta que la confianza de los mercados internacionales comenzó a fallar. Entonces Zapatero planteó a patronal y sindicatos un documento -sin demasiadas concreciones- que penaliza la contratación temporal e incentiva la indefinida, para esto último, el Ejecutivo pretende extender el uso del contrato con despido de 33 días, una figura que se creó en 1997. Rajoy, en cambio, abogó por la reforma laboral desde un principio, en concreto por la de Aznar de 1997. Ésta permitía la creación de un nuevo contrato indefinido para jóvenes, mayores de 45 años o para convertir contratos temporales a fijos con un coste menor por despido.los impuestos3 Los críticos acusan a Zapatero de haber improvisado en los asuntos fiscales. Las primeras medidas anticrisis del Gobierno supusieron una rebaja de los impuestos -para estimular la demanda- y las últimas apuestan por un aumento de la presión fiscal (subida del IVA incluida) -con el objetivo de reducir el déficit que supera ya el 11% del PIB-. Zapatero siempre defendió que el mayor impacto se lo llevarán las rentas más altas y que lo que más afectará a las clases medias es la retirada de la deducción de 400 euros en el IRPF. En contra, el PP. Rajoy propone diseñar un nuevo sistema tributario y la derogación del incremento aprobado para 2010 del IVA figura en primer lugar, incluso lleva a cabo una campaña de rebelión.

Los impuestos

Los críticos acusan a Zapatero de haber improvisado en los asuntos fiscales. Las primeras medidas anticrisis del Gobierno supusieron una rebaja de los impuestos -para estimular la demanda- y las últimas apuestan por un aumento de la presión fiscal (subida del IVA incluida) -con el objetivo de reducir el déficit que supera ya el 11% del PIB-. Zapatero siempre defendió que el mayor impacto se lo llevarán las rentas más altas y que lo que más afectará a las clases medias es la retirada de la deducción de 400 euros en el IRPF. En contra, el PP. Rajoy propone diseñar un nuevo sistema tributario y la derogación del incremento aprobado para 2010 del IVA figura en primer lugar, incluso lleva a cabo una campaña de rebelión.

Plan de austeridad
El Gobierno aprobó este año un Programa de Estabilidad y crecimiento 2009-2013, en el que incluye un plan de consolidación fiscal con el fin de reducir el déficit de las cuentas públicas al 3% en 2013. Esto supondrá un ahorro para las arcas públicas de casi 50.000 millones de euros. El viernes se dio un mínimo paso adelante con la supresión de 29 empresas públicas y 32 cargos públicos, lo que permitirá ahorrar 16 millones al año. El PP considera insuficientes la medidas –exige una reducción del 25% de altos cargos– y entre sus propuestas incluye la formalización de un acuerdo nacional, político, nacional, social y territorial por la sostenibilidad. Y propone una reforma del sector público.

Sistema financiero

La reforma del sistema financiero es algo que tiene atascado el Gobierno, ya que, pese a considerarlo necesario y que tanto la oposición como los sindicatos se lo vienen reclamando por activa y por pasiva, no termina de avanzar. Aunque PSOE y PP votaron juntos el Fondo de Reestructuración Financiera (FROB), que servirá para las fusiones de las cajas, varias comunidades (Galicia, Madrid, Cataluña y Extremadura) han interpuestos recursos para evitar sus aplicación al no estar de acuerdo con las fusiones extrarregionales. Zapatero quiere aprovechar la reunión de hoy, donde se abordará las fusiones de las cajas, para homogeneizar el proceso de reestructuración financiera en todas las comunidades.

Política internacional

En estos momentos el Gobierno español está centrado en ayudar a Grecia y se ha comprometido, dentro del plan europeo de rescate a este país, a aportar 10.000 millones de euros entre 2010-2012, es decir, el 12,24% de los 80.000 millones que darán todos los países de la Unión Europea. Este año el Gobierno prestará a Atenas 3.672 millones. Además se ha propuesto pertenecer al G-20, el grupo de los poderosos, de los que toman decisiones. Por el momento, ha conseguido ocupar un sitio, aunque sin ser miembro de pleno derecho. El PP, con su líder a la cabeza, Mariano Rajoy, es muy reticente con la ayuda que España prestará a Grecia, entiende que el país no está en su mejor momento para prestar dinero a nadie.

  • 1