miércoles, 24 abril 2019
14:12
, última actualización
Local

Una cuarta parte de los presos sigue un tratamiento antidroga

El año pasado se registraron 374 casos de tenencia de estupefacientes.

el 13 may 2010 / 15:13 h.

TAGS:

Una cuarta parte de la población reclusa del centro penitenciario Sevilla I participa en programas farmacológicos de drogodependencias para lograr su desintoxicación. Así lo revelan los datos recogidos en la Memoria anual de la Sección de Vigilancia Penitenciaria de la Fiscalía de Sevilla, presentados ayer.

Según las estadísticas, 329 presos de los 1.327 que en 2009 estaban internos en Sevilla I se sometieron a este tipo de tratamientos, lo que supone un 24,75% del total. Un porcentaje que baja hasta el 12,71% en el caso de la prisión de mujeres de Alcalá de Guadaíra, donde 22 de las 173 internas se acoge a un plan de desintoxicación.

Los datos de la Fiscalía también hacen alusión a los objetos prohibidos retirados a los presos a lo largo del año, entre ellos, sustancias estupefacientes. En total, los funcionarios han tenido que requisar en 374 casos drogas a los presos, la mayor parte en la prisión de Sevilla, donde se detectaron 268 casos. A esto hay que unir los 334 objetos peligrosos que fueron localizados a los presos. En este centro se han tenido que iniciar 941 expedientes disciplinarios y en 234 ocasiones hubo que optar por el aislamiento provisional del preso como medio coercitivo.

En el centro de Morón, inaugurado en julio de 2008, se detectaron 81 objetos peligrosos y se localizaron sustancias estupefacientes en 106 ocasiones. En esta prisión el uso de medidas de control de los presos contundentes fue mucho mayor que en el caso de Sevilla I, ya que la mayoría de los presos trasladados allí son conflictivos. Por este motivo, hubo que optar por el aislamiento provisional en 533 ocasiones.

La prisión de Morón pasó el año pasado de tener sus instalaciones a medio rendimiento a ser el centro sevillano con más recurso, ya que cerró 2009 con una media de 1.773 presos, frente a los 1.327 de Sevilla I. De estos, 798 cumplen condenas de entre tres y ocho años de prisión, mientras que 590 tienen penas de un máximo de tres años; 90 deberán estar internados entre 15 y 20 años; y 73 superarán los 20 años encarcelados.

En cuanto a la edad, el grupo más numeroso está entre los 31 y los 40 años, con 581 presos. El grupo de 41 hasta los 60 años es otro de los más numerosos, con 571 reos. Sólo 36 internos superan los 60 años, y 31 están entre los 18 y los 20 años. Las estadísticas del centro penitenciario de Morón también revelan que el 70% de su población es reincidente, ya que de 1.773 presos, 555 cumplen condena por primera vez y 1.256 han pasado por prisión en más de una ocasión. Con estos datos el perfil del preso en Morón es un hombre de entre 31 y 40 años, que cumple una condena de entre tres y ocho años y es reincidente.

Elevada población. Una de las reflexiones que la Fiscalía realiza en su memoria es sobre el elevado número de reclusos que cumplen condena en Sevilla. Según los datos del Ministerio Público, a fecha 31 de diciembre de 2009 las cárceles sevillanas tenían más internos que 11 comunidades autónomas y sólo era superada por otras cinco.
Este incremento se ha reflejado en el aumento del número de casos que tramita el único Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Sevilla que, según los datos de la Fiscalía, está trabajando "un 238% más respecto de la media nacional". De hecho, comparando el primer trimestre de 2009 con el de este año, el juzgado ha pasado de registrar 2.820 expedientes, a los 4.094 de 2010.

Otro de los datos que destaca la Fiscalía es el incremento que ha provocado la nueva Ley de Tráfico en los trabajos en beneficio a la comunidad, una de las penas alternativas a la prisión. De los 2.836 ordenados en 2008 se ha pasado a 5.002 en 2009. De estos se están cumpliendo 1.903, que en su mayoría son penas de menos de 30 días, a las que se le ha dado preferencia al prescribir antes. La puesta en macha del Centro de Inserción Social ha permitido aumentar las plazas para este tipo de condenas.


  • 1