viernes, 14 diciembre 2018
23:09
, última actualización
Cultura

Una estrella ‘Violetta’ en San Pablo

La artista embriagó de nuevo a los niños que en miles han ido a sus conciertos en Sevilla.

el 17 ene 2015 / 22:34 h.

TAGS:

20150117_173250 «Como se acerque por aquí, me desmayo». Paula estaba emocionada, iba vestida con un look rockero aprincesado y portaba una pancarta llena de corazones y de iloveyou hacia Violetta, que había tardado toda una tarde en hacer con sus amigas Laura y Elvira, las que también aseguraron que se desmayarían si la vieran. Sin embargo, si fuese León el que se dejara caer por allí, otro gallo cantaría. Al noviete de Violetta le darían un beso enorme. El mismo que no dudarían en concederle Daniela y Clara, quienes con siete preciosos años y la cara pintada con toda la purpurina que sus pequeños rostros podían cobijar, era imposible que desdibujaran ni un solo momento una sonrisa indescriptible. Violetta y León son los dos protagonistas principales de una de las series juveniles de más éxito de la historia de la televisión. De la mano de Disney, las peripecias de un grupo de chicos que estudian en una academia de cante y baile lleva conquistando tres temporadas la ingenuidad y los corazones de millones de niños en todo el mundo. Como Paula, Laura, Elvira, Daniela y Clara, miles de jovencitos de entre 6 y 17 años, ataviados con todo tipo de marketing, aguantaron una cola kilométrica en el Palacio de los Deportes de Sevilla para ver a sus ídolos. Tres conciertos en la capital hispalense completan la gira española de Martina Stoessel, después de visitar Madrid, Zaragoza, Barcelona y Málaga, y antes de saltar a varios países de Europa. Acompañada del resto de componentes de la serie, entre los que no podían faltar Jorge Blanco (León), Diego Domínguez (Diego), Mercedes Lambre (Ludmila), Candelaria Molfese (Camila) y Alba Rico Navarro (Naty), entre otros, volvió a protagonizar una cita con la ciudad, después del éxito del año pasado agotando entradas. En esta ocasión, se repiten los parámetros. Tanto en los dos conciertos de ayer como en el de hoy, han montado un espectáculo con gran despliegue coreográfico y musical que pocos/as fans se han quedado sin ver. Cada tema de los discos de la famosa cantante iba acompañado de un número de baile especial, un diseño original con luces leds y la tecnología en escena para incrementar el factor sorpresa. Eso, dentro del Pabellón, fuera, ayer la Sevilla ambulante se congregó con numerosos chiringos expositores vendiendo todo tipo de atavíos de color magenta, oficiales o no, y procurando dejar bien impregnadas las calles del Polígono San Pablo de humos y olores familiares a fritanga variada. El barrio del Cautivo, con tanta vida, creía vivir un Lunes Santo, o más bien cómo podría ser en caso de que la lluvia algún año le diera crédito para el peaje a la Campana. Pero aunque la magia estaba fuera para los mayores, los niños, los verdaderos protagonistas de la gira de Violetta, vivían en su propio paraíso dentro del recinto. Afónicos se quedaron algunos, otros con agujetas de tanto saltar, y los demás con tortícolis intentando esquivar las cientos de banderitas y cartulinas que quitaban visibilidad del escenario. Un hecho por el que Martina –rebautizada Violetta hasta el fin de los tiempos para el mundo entero viva los años que viva–, no pudo evitar emocionarse –y de verdad–, al ver tantas muestras de cariño y de entusiasmo contagioso. Solo algunos adultos de espíritu bostezaban dejando pasar los minutos, aunque la inmensa mayoría de los que tenían en carnet bastante más de 17 años se impregnaron del ambiente embriagador tan alejado de crisis y de problemas reales. Los niños es lo que tienen. O los adoras, o los adoras. El casi poder tocar a la chica de sus sueños ha sido una realidad para casi 120.000 niños españoles. Los mismos a los que Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente han dejado como regalo millones de productos relacionados con la serie, disparándose los pedidos respecto a años anteriores. Entre ellos, cedés con la música de la serie que ha hecho de Martina Stoessel, toda una estrella con doble Disco de Platino en su haber. Un fenómeno mediático que no podía pasar desapercibido en las redes sociales, superando incluso a Justin Bieber. Violetta, con aires renovados, menos infantiles y como anunciando su llegada a los 18 años y su transformación en mariposa adulta en esta gira, ha demostrado con su sensibilidad y su sencillez que es algo más que una estrella pasajera. Que el tiempo nos la devuelva intacta.

  • 1