jueves, 25 abril 2019
23:17
, última actualización
Local

Una guardería en dos años

Encalla el plan de la Junta de apoyarse en pymes y ayuntamientos para crear escuelas

el 03 abr 2011 / 20:47 h.

TAGS:

Técnicos de la Junta pintan la fachada de una escuela infantil en Sevilla

Una guardería en dos años. Del convenio que en 2008 firmaron la Consejería de Educación, la Federación de Municipios y Provincias Andaluzas (FAMP) y las pymes (representadas por la patronal Cepes) ha nacido una escuela infantil en dos años, la única que está actualmente en funcionamiento. Hay otra guardería construida a la espera de la licencia de apertura; otras tres escuelas en construcción; tres proyectos más pendientes de financiación y en los últimos seis meses se han presentado proyectos de guarderías a 184 ayuntamientos sin que ninguno haya cuajado aún.
La red andaluza de escuelas infantiles –que hoy y hasta el 30 de abril abren sus puertas a la escolarización– está creciendo a golpe de financiación directa del Gobierno central y de la Junta, que ceden la gestión de las guarderías a los ayuntamientos, los cuales, a su vez, la dejan en manos de entidades privadas. El modelo está siendo muy contestado por IU en el Parlamento, que acusa a la Junta de “estar privatizando la educación Infantil”.


La segunda pata para expandir el parque de guarderías en la región es recurrir directamente a la iniciativa privada. Pero ésta, sigue estancada, a pesar de que la educación infantil de 0 a 3 años es un sector económico en auge que está abriendo mercado en toda Europa. Andalucía y España quieren universalizar las guarderías a largo plazo, y ahora la oferta global no cubre ni el 30% de la demanda. Hay un vasto mercado de explotación por delante, que además cuenta con la implicación de la Junta y de los ayuntamientos. La red pública de guarderías andaluzas tiene a 13.500 trabajadores: no hay otro sector de la educación que esté generando tanto empleo. La Junta se ha comprometido con las pymes a conveniar todas las escuelas infantiles que les presenten, y los consistorios ceden gratis su suelo para construirlas.


Pero en dos años y medios, las pymes no han conseguido que ninguna entidad financiera apueste por un proyecto de escuela infantil. Los bancos y las cajas de ahorro exigen garantías hipotecarias y personales de los socios que forman la empresa para crear una escuela. Las condiciones no dejan que el crédito bancario fluya y si lo hace, las entidades no ofrecen más del 65% de la financiación del proyecto para la escuela, explica director general de la Fundación Innoves, José Carlos Rodrigo.


La Confederación Empresarial de Economía Social (Cepes), a través de su Innoves, tiene previsto reunirse con Educación para intentar reanimar el convenio. Para ello, plantearán dos propuestas: la primera es que la propia consejería sirva de avalista a cada proyecto de guardería, y así desbloquear el crédito bancario. Otra posibilidad es abrir una línea de financiación pública específica a través de un ente instrumental de la Junta, como Invercaria o la agencia IDEA. Por ahora Educación no ha previsto ninguna medida para reanimar el convenio, más allá de mantener el compromiso de subvencionar las guarderías particulares que vayan naciendo.

El problema es que los dos frentes que abrió Educación para ampliar el parque de escuelas infantiles están compitiendo entre sí. La iniciativa privada de emprendedores choca con la financiación pública directa. Los ayuntamientos, cuyo papel en este plan consiste en ceder el suelo municipal, prefieren solicitar las subvenciones del Ministerio de Educación y de la Junta (gestionadas en el programa Educa3) antes que embarcarse en el proyecto particular con una pyme.


De hecho, en el último semestre las pymes han presentado proyectos para guarderías en 184 ayuntamientos, sin que ninguno haya prosperado, mientras que Educación acaba de financiar a 187 consistorios la construcción y equipamiento de escuelas. Las ayudas de la Junta permitirán 213 actuaciones, de las cuales, 71 corresponden a la construcción de nuevas guarderías municipales, la ampliación de 29 y el equipamiento de 113 que ya existían. En total se crearán 11.246 plazas escolares, que estarán abiertas en 2012. Este curso, según la previsión de la Junta, deberían entrar en funcionamiento 91.000 plazas, que ronda el 30% de la demanda. El objetivo es llegar al 33% el año que viene y universalizar el servicio a largo plazo. Pero el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, advierte: “Sería temerario hacer una oferta del 100% de guarderías sabiendo que sus padres no los llevarán. En países con mejores sistemas educativos, como Finlandia, las familias no escolarizan a sus hijos hasta los 7 años”.

Los datos del sistema educativo

75% de municipios: El 75% de municipios que carece de escuelas infantiles tiene menos de mil habitantes. La iniciativa privada y pública en estos pueblos para sacar adelante un proyecto de guardería no ha prosperado, por los pocos beneficios previstos.

Coste de la plaza: El precio público de la plaza es de 278,77 euros, aunque sólo el 8% lo paga íntegramente, el resto percibe bonificaciones. El 92% de las familias recibe ayudas para pagarla, el 82% sólo paga la mitad y para el 32% es gratuita.

Red andaluza: Andalucía superará las 91.000 plazas públicas o convenidas este año, según la previsión de la Junta. Se coloca así en el 30% de la demanda, cuando la UE ha comprometido a los países miembros en llegar al 33% en 2012.

Cursos de formación: Más de 2.000 trabajadores de guarderías son susceptibles de cursos de habilitación. Carecen del título mínimo exigido para ser maestros y antes de 2012 deben hacer cursos semipresenciales o a distancia para acreditar su labor.

  • 1