Local

Una mancha sobre el candidato

La investigación por irregularidades en contratos del Ayuntamiento de Tomares es un golpe a las aspiraciones de José Luis Sanz de convertirse en candidato del PP a la Junta

el 09 ene 2014 / 23:35 h.

TAGS:

jose-luis-sanzEn un claro ejemplo del efecto mariposa, la irrupción de la Policía en el Ayuntamiento de Tomares reclamando pruebas tras la imputación de tres concejales en una denuncia por malversación salpicó ayer, sobre todo, al proceso de sucesión del PP andaluz. Una transición inexplicablemente estirada desde hace meses en la que el protagonismo del alcalde de Tomares, José Luis Sanz, empieza a ser mayor por los tropezones que por los apoyos. Sanz, número dos de los populares andaluces y favorito explícitamente reconocido del actual líder del PP-A, Juan Ignacio Zoido, ya fue el centro de una inesperada polémica en noviembre cuando, tras filtrarse su nombre como sucesor casi seguro con fecha de nombramiento incluida, sufrió el mazazo de que el presidente del partido, Mariano Rajoy, frenase con contundencia el relevo. En esta segunda ocasión le salpica de lleno la mancha por el desvío de dinero público que supondría que el Ayuntamiento hubiese encargado informes de dos o tres líneas durante todo el mandato anterior a quien hoy es concejal del Gobierno, pagándoselos generosamente y asegurándole así ingresos continuos tras quedarse fuera del ejecutivo local. No sólo porque hayan sido imputados tres concejales de su equipo, incluido el titular de Presidencia y secretario general del PP de Sevilla, Eloy Carmona, sino porque sería difícil de justificar que los contratos que investiga el juzgado se hubiesen mantenido durante todo el mandato sin conocimiento del alcalde. Y de haber sido así, su solvencia como responsable político tampoco quedaría demasido bien parada. Su liderazgo al frente del Ayuntamiento de Tomares, donde gobierna desde hace siete años –los dos últimos con mayoría absoluta–, es el principal argumento en el que el propio Sanz se envuelve para postularse como presidente del PP regional y próximo candidato a las elecciones autonómicas. En ese escenario, un golpe en el centro de su Gobierno municipal, en el que se le supone el manejo de los hilos, se presenta como un nuevo mazazo para Sanz. El golpe le llega a Sanz en medio de la incertidumbre del proceso de sucesión, que no termina de concretarse. Se anunció que el congreso del relevo sería en diciembre, lo que dejaba las manos libres a Zoido para dimitir como presidente regional y zafarse de un cargo que le suponía un enorme desgaste como alcalde de Sevilla, el cargo por el que siempre mostró predilección. Autodescartándose desde el primer momento como candidato a la Junta de Andalucía, Zoido mostró en numerosas ocasiones su apoyo a Sanz. Pero el parón al que obligó Rajoy con su desmentido ha prolongado una interinidad en la que han florecido otros nombres, más respaldados desde el PP en Madrid, que busca un candidato con un perfil más potente para medirlo con la flamante presidenta y aspirante a la reelección del PSOE, Susana Díaz. Si no hay otro aspirante más claro, es porque tampoco existe ese perfil. La última previsión del PP pasaba por elegir a los candidatos a las municipales antes del mes de mayo, y ese proceso debería ser posterior a la designación del candidato a la Junta, por lo que a Sanz le cogerá con el paso cambiado por la instrucción de la denuncia por malversación en el Ayuntamiento de Tomares. Justo ayer estaba prevista la asistencia de Sanz a una reunión de los coordinadores provinciales de la campaña de las elecciones europeas, a la que finalmente no asistió. Tras este encuentro, la vicesecretaria de Organización del PP-A, Ana Corredera, aseguró que el frenazo en la sucesión del partido y la elección del candidato a las autonómicas no guarda relación con la investigación judicial: “En absoluto tiene nada que ver”, aseguró tajante. Corredera insistió en que no hay novedades en el relevo al frente del PP andaluz y en que la dirección regional y nacional del partido “siguen trabajando para ver el momento y la persona más oportuna”, algo de lo que negó que se hubiese hablado en el Comité Ejecutivo Nacional del PP que se celebró en Madrid.

  • 1