viernes, 16 noviembre 2018
10:13
, última actualización
Local

Una mano de mujer al volante

Amalia Rosado, la primera mujer taxista de la ciudad, afirma que ha sido bien acogida en el sector.

el 08 nov 2011 / 20:17 h.

TAGS:

Amalia Rosado, la primera mujer taxista de Utrera, posa sentada al frente del volante de su taxi.

Es un mundo que tradicionalmente ha estado ocupado por hombres. Sin embargo, como en todo, la sociedad cambia y evoluciona. También lo hace en el sector del taxi, que en Utrera tiene ya a su primera mujer conductora. Se llama Amalia Rosado y reconoce que la idea de ser taxista "me rondaba por la cabeza desde hace varios años, porque me gustaba, aunque lo veía un poco como un mundo de hombres". Frente a ello, "el tiempo pasa y no perdona; ya no tengo 20 años por lo que, para no dejarlo escapar, llegó un momento en que me dije: ahora o nunca, ya que era mi ilusión y al final lo he conseguido".

No obstante, Amalia asegura haberse encontrado "con alguna zancadilla" por el camino hasta lograr el objetivo de ser titular de su licencia. "Lo primero que me preguntaron al iniciar el papeleo es que si creía que estaba realmente preparada para ser taxista, una pregunta que creo que a los hombres no se la hacen como me la plantearon a mí", se queja.

Esta utrerana afirma que "al principio se tuvo "que mover en todo momento sola", aunque una vez que ha ido avanzando ha encontrado "muchísimo apoyo por parte de mis compañeros".

Precisamente, por el resto de taxistas de la localidad dice haber sido acogida "magníficamente". Lo mismo ocurre con los clientes, teniendo en cuenta que su presencia parece no haber llamado especialmente la atención de los ciudadanos. En palabras de Amalia, "la verdad es que los usuarios del taxi me han acogido muy bien". En un principio, "yo pensaba que los hombres, sobre todo, podían tener un poco de reparo al ver a una mujer al volante, pero todos los clientes me han recibido de maravilla y, cuando se han dado cuenta de que era una mujer la persona que estaba al volante, se han alegrado de que por fin alguien haya dado este paso".

Con su trabajo, la normalidad se sigue imponiendo en una sociedad cada vez más plural. La presencia de Amalia Rosado como la primera mujer en el sector del taxi comparte protagonismo con Eva María Virella, que viene ejerciendo de conductora en uno de los autobuses urbanos de Utrera desde su puesta en servicio, el 2 de febrero de 2009.

En el caso de la taxista, comenta que, "al igual que me han dado la oportunidad a mí, me gustaría que también se la dieran a otras mujeres". No obstante, y con el funcionamiento ya de 16 taxis en el municipio, "el único problema que veo ahora mismo es que el trabajo está complicado". En cualquier caso, la suya es una historia de lucha por la igualdad entre ambos sexos, en una sociedad donde cada día se ve con más normalidad la presencia femenina en ámbitos tradicionalmente cerrados y exclusivos para los varones.

  • 1