lunes, 10 diciembre 2018
09:31
, última actualización
Deportes

Una racha así en la primera vuelta equivaldría a un Betis de Champions

Ha logrado 13 puntos en el tramo de diez partidos que lo hundió en la primera ronda del campeonato (1 punto de 30).

el 17 abr 2012 / 20:49 h.

Santa Cruz, Iriney y Rubén Castro celebran el 1-0 ante Osasuna.
El Betis venció el domingo a Osasuna y con ese 1-0 vengó la injusta derrota de la primera vuelta, aquel 2-1 con un gol de Nekounam en el descuento después de un partido que los verdiblancos habrían ganado por goleada a nada que hubiesen aprovechado algunas de las muchísimas oportunidades que generaron. El triunfo también cierra, por ahora, una excelente serie de seis jornadas sin perder. Y si se mira un poco más allá, también es el broche a un conjunto de diez jornadas que en la primera vuelta supusieron el desplome del equipo de Pepe Mel. En la segunda ha ocurrido todo lo contrario.

Aquella derrota en el Reyno de Navarra, en efecto, fue el punto y final de los famosos diez partidos sin ganar por parte del Betis, que clausuró aquel agujero negro con un ridículo balance de cero victorias, un empate (contra el Málaga) y nueve derrotas. En total, un punto de 30 posibles. En el mismo tramo de la segunda ronda, el balance ha sido de tres victorias (Málaga, Villarreal y Osasuna), cuatro empates (Getafe, Espanyol, Racing y Real Sociedad) y sólo tres derrotas, además consecutivas (Levante, Real Madrid y Rayo Vallecano).

Si el Betis hubiese calcado en la primera vuelta lo que ha hecho en la segunda, su situación sería radicalmente opuesta a la que ha sufrido durante demasiadas jornadas, apegado al sufrimiento como estaba. Esa diferencia de 12 puntos entre los 13 que viene de sumar y el que logró hace una vuelta lo pondría con 54 puntos. En otras palabras, sería tercero en la clasificación, sólo por detrás del Real Madrid y el Barcelona. La cuenta es pura ciencia ficción, pero ahí queda el dato. En realidad, con que hubiese sumado la mitad de puntos, seis o siete, tendría 47 o 48 y estaría en la zona europea.

Además de la distancia en puntos, hay otras diferencias entre este Betis y aquél. Lo curioso es que de los números se podría inferir que el equipo ha jugado mejor ahora que entonces, a pesar de que en realidad perdió muchos partidos jugando a un nivel bastante digno y ahora los ha ganado con un fútbol no especialmente exuberante. El caso es que en estos diez partidos de la primera vuelta marcó sólo 4 goles y encajó 16, mientras que en la segunda vuelta ha recibido más o menos los mismos, 14, pero ha anotado nueve más, 13. En la primera vuelta no marcó en siete de esos diez partidos (cinco de ellos consecutivos) y en la segunda vuelta sólo se quedó en blanco en uno (Vallecas).

  • 1