jueves, 25 abril 2019
23:17
, última actualización
Deportes

Una tropa de soñadores en busca del ascenso a Tercera Andaluza

José Narbona dirige el ambicioso proyecto de La Roda, que ha reclutado a una colonia de malagueños para pugnar por el ascenso. Caín es el fichaje estrella.

el 11 ago 2014 / 10:37 h.

la roda jose narbona-bernardo ruiz_opt José Narbona lidera el grupo que pretende el ascenso de categoría (Bernardo Ruiz). En Antequera, corazón geográfico de Andalucía y cuna del proyecto autonómico de 1978, nacerá la esperanza de una localidad de la Sierra Sur de apenas 4.000 habitantes, La Roda de Andalucía. En la línea divisoria imaginaria que cruzaban los bandoleros del XIX camino de Málaga se yergue una población en la que los emblemas son las imágenes de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores Coronada. La Semana Santa y las fiestas en honor de la Virgen de los Llanos son las dos fechas especiales de un calendario al que La Roda CF pretende unirse por méritos propios. José Narbona, un inmigrante alemán que se instaló en Antequera por amor, es el responsable de que la fe haya crecido de forma irracional. El conjunto rodense se ha conjurado para conquistar el ascenso a Tercera Andaluza, una categoría en la que sólo militó una vez en su historia. Fue en el ejercicio 1980-81, en la que participó en la extinguida Segunda Regional Andaluza. El Decano Deportivo viajó hasta Antequera para plasmar en el papel las ideas de una tropa de soñadores que pretende retar al destino. Al plantel serrano se han unido hasta cinco jugadores que residen en la provincia de Málaga: Curro, Joaquín, Javi Wester, Agudo y Alonso, el más veterano del quinteto y con experiencia en Tercera División gracias a su periplo en El Maulí. El grupo se revitalizó desde el aterrizaje de José Narbona la pasada campaña. “La temporada anterior acabamos la Liga gracias a él”, apunta en el inicio del diálogo el 9 Manuel Ángel, uno de los capitanes de la primera plantilla. El entrenador se ha ganado el respeto y la admiración de sus pupilos. “Somos un equipo competitivo”, asegura el mediocentro Félix, otro de los pesos pesados del vestuario e hijo de uno de los mejores jugadores de la historia del balompié rodense. El ascenso es el objetivo que se han planteado en la entidad que preside Pablo Estepa, aunque el técnico es cauto y pide paciencia. “Lo más importante es el trabajo diario. Yo no sería nadie sin ellos”, matiza con humildad mientras agacha la mira_da en un gesto indisimulado de rubor y timidez. Admira a sus pupilos y ensalza su implicación antes de estrenar hoy los entrenamientos estivales. “Tiene mucho mérito lo que hacen”, apunta. La Roda pretende recuperar el prestigio perdido y se ha encomendado a un tipo que, con el Nivel III en el macuto, se ha ganado el cariño y los elogios de sus chicos. “Ojalá hubiera llegado antes”, dice Manuel Ángel con una sonrisa mientras sus compañeros asienten con la cabeza. “Si no llega a venir el año pasado no hubiéramos acabado”, reitera Francis, soldador a diario y lateral izquierdo los domingos. La expectación en la localidad ha crecido de forma sobresaliente gracias a las incorporaciones de los malagueños y de Caín, la estrella del Badolatosa 2013-14. “Es un futbolista muy bueno, pero un jugador solo no hace un equipo. Lo importante es el colectivo”, subraya Narbona antes de que el joven Joaquín, cetrero de profesión y dedicado a la cría y venta de aves rapaces, asuma sin dudar el único objetivo que se ha grabado a fuego la plantilla. “No nos planteamos no subir”, confiesa. Son días de confianza y expectación en un grupo de currantes que se estrenará hoy. “Ya hay ganas”, asegura Castro, otro de los veteranos. El preparador y su tropa interiorizan con naturalidad y sin presión el reto de que La Ro_da recupere el prestigio perdido a nivel comarcal. “Subir sería muy bonito por la directiva y la afición”, señala Manuel Ángel. “Ojalá la gente vuelva al campo como antiguamente”, añade Castro, otro de los rostros populares de un bloque que hoy se calzará las botas con el único propósito de que su Roda figure de nuevo en el mapa de Primera Provincial, un torneo del que se despidió el 5 de abril de 1981 con un triunfo ante el Constantina.

  • 1