domingo, 20 enero 2019
23:54
, última actualización
Local

Una veintena de firmas podrá usar gratis el Alcázar por financiar la Davis

Los acuerdos de patrocinio para la final incluyeron la utilización del Palacio, aunque no se consultó al consejo del Patronato.

el 05 mar 2012 / 20:39 h.

TAGS:

Las empresas patrocinadoras de la Copa Davis pueden solicitar albergar un acto social en el Real Alcázar de Sevilla.

Hasta 22 empresas podrán hacer uso gratuito del Real Alcázar por haber patrocinado la Copa Davis. Lo que en su día fue un ofrecimiento del alcalde, Juan Ignacio Zoido, se plasmó en una condición preestablecida dentro del convenio que la Asociación para la Promoción Exterior de Sevilla (Appes) acordó con las firmas patrocinadoras.

Esta contraprestación, sin embargo, no ha sido presentada al consejo del Patronato del Alcázar, según fuentes de la oposición municipal, que se vería perjudicado en este intercambio, ya que podría dejar de percibir hasta 70.000 euros en concepto de alquiler. El Ayuntamiento de Sevilla aclaró que ninguna empresa ha cursado hasta la fecha tal petición, y que de hacerlo se podría realizar únicamente con permiso del presidente del Patronato, Javier Landa, o de la comisión ejecutiva del Alcázar.

Una veintena de empresas tienen ese derecho en 2012, según el contrato marco de patrocinio que elaboró el Consistorio y que, según empresas consultadas por este periódico, se suscribió con las firmas para autorizarlas a realizar un acto social "siempre que no perjudique la imagen del Palacio y su conservación" y en "función de la disponibilidad". Fue parte de un convenio por el que el Consistorio recaudó casi un millón de euros para financiar el canon y los gastos que debía asumir por el acuerdo con la Federación de Tenis, en lo que supuso la mayor vía de ingresos del Consistorio al margen de la participación en las entradas, cuyo balance inicial ya ha trasladado la Federación de Tenis al gobierno municipal.

Según la ordenanza del Alcázar, cualquier evento de estas características tiene un precio de 3.200 euros, sin contar los gastos de limpieza y vigilancia y asumiendo el coste de todo deterioro que se produzca en el Palacio. En total, hay 15 firmas patrocinadoras que aportaron 50.000 euros y que tienen derecho al uso del Alcázar un día, lo que en condiciones normales supondría un volumen de ingresos de 48.000 euros. A esa cifra habría que añadir siete colaboradores que realizaron una aportación de 25.000 euros y que, inicialmente, debían tener un descuento del 50% en la celebración de un acto en el Alcázar, según el protocolo inicial, aunque fuentes que han tenido acceso al expediente indican que se revisó para darle la gratuidad completa, lo que sumaría 22.400 euros en ingresos no percibidos.

Pese a estas cuentas, lo cierto es que el uso del Alcázar por parte de empresas privadas es limitado por las restricciones en la utilización de un bien patrimonial. Tanto es así que el anterior alcaide, Antonio Rodríguez Galindo, llegó a ser denunciado, acusado de autorizar el uso del Alcázar sin pago previo de las tasas incluidas en la ordenanza para la grabación de un videoclip. Por ese hecho, el PP llegó a solicitar la dimisión del por aquel entonces alcaide del Real Alcázar.

Además, la negociación de los usos del Alcázar, según fuentes de la oposición, muy crítica con la inclusión del histórico complejo en el acuerdo de la Davis, no ha pasado por el consejo del Patronato recientemente nombrado. Es más, en el convenio, según fuentes que accedieron al expediente, el Alcázar no aparece como firmante. Es la Appes, un organismo externo a la administración local, aunque de capital público, quien suscribe la cesión de otro organismo independiente como son los Reales Alcázares.

La Appes ofreció así este monumento a las empresas, que podrían pedir fecha en 2012 para cualquier acto social. El gobierno local señaló que, por ahora, no ha recibido ninguna petición, y aclaró que no tiene la obligación de notificarlo al consejo a no ser que se trate de "un acto de gran envergadura".


Constructoras y grandes firmas suscribieron el texto

Desde constructoras hasta supermercados, pasando por empresas de automoción y entidades bancarias. El Ayuntamiento de Sevilla encontró como compañeros de viaje en su camino para albergar la final de la Copa Davis a grandes empresas como FCC, Martín Casillas, Sando, Aqualia, Syrsa, Heineken España, Abengoa-Focus, Acciona Inmobiliaria, Acciona, Endesa o Cajasol Banca Cívica, entre otros. Este primer ramillete tiene en común que aportaron 50.000 euros para ser patrocinadores, lo que les valió, como contraprestación, espacios publicitarios durante el torneo pero también la posibilidad de hacer uso del Alcázar a lo largo de 2012 y en una fecha que "deberá concretarse con el Patronato". En ese sentido, aunque ninguna de estas empresas ha pedido un día en concreto todavía, sí que son entidades con capacidad de maniobra y muy dadas a la celebración de actos sociales, que son los únicos eventos que se recogen en el convenio suscrito con la Asociación para la Promoción Exterior de Sevilla (Appes) y que se permitirían en el Real Alcázar, que suele ser muy restrictivo en estos casos, ya que su principal prioridad está en preservar sus bienes patrimoniales.

Espadas cuestiona el uso de Tussam como patrocinador

Las cuentas de la Copa Davis se han visto mezcladas con las de Tussam y el Alcázar, pero siguen sin aclararse. En ese mensaje insistió ayer el portavoz municipal socialista, Juan Espadas, que calificó de "inadmisible" que Zoido "use" a las empresas del Consistorio para completar la lista de financiadores, apuntando a Tussam con "63.000 euros invertidos". Espadas criticó al PP por acudir a esos entes para financiar eventos "cuando la situación es delicada y el presupuesto debería dedicarse a prestar servicios". Así, pidió "premura en dar luz y taquígrafos" a las cuentas para saber el dinero que usaron las empresas municipales en completar la lista de patrocinadores "que debían ser externos".

 

  • 1