miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Economía

Unicaja reivindica su papel de líder de las finanzas andaluzas

La entidad malagueña estrena asamblea tras la integración de Caja de Jaén.

el 24 jul 2010 / 19:40 h.

El presidente de Unicaja, Braulio Medel, en el centro de la mesa, se dirige a los 190 consejeros (160 de la malagueña y 30 de Caja de Jaén), ayer.

Un día después de la publicación de los test de estrés de la banca, Unicaja sacó pecho ante la asamblea general, la primera que celebra después de la integración de Caja de Jaén, por los buenos resultados cosechados, lo que sirvió a la malagueña para reivindicar y "revalidar su condición de entidad líder del sistema financiero de Andalucía después de la reestructuración del mapa financiero español".

Y es que Unicaja superó la prueba con nota al anotarse un capital Tier 1 -proporción de recursos propios de máxima calidad más reservas sobre el total de activos ponderados por riesgo- del 9% frente al mínimo exigido del 6%, en el peor escenario posible, de manera que se coloca como la tercera caja de ahorros española más solvente por detrás de la BBK (que se adjudicó Cajasur aunque las pruebas no recogen esta circunstancia) y la Kutxa. Y se sitúa en el sexto lugar si se incluye también la calificación de los bancos.

Estos datos -que se convierten en la primera buena noticia para Unicaja tras los varapalos de la fusión frustrada con Cajasur, de la imposibilidad de cerrar una oferta común por ella junto con Cajasol y la subasta que finalmente se adjudicó la BBK y en la que la malagueña partía como favorita- avalan a la caja, según abundó en el comunicado emitido ayer, en su posicionamiento como una de las entidades españolas "de mayor rentabilidad, alto nivel de capitalización y capacidad de generación de recursos", un aspecto que "toma una especial importancia en la situación económica y financiera actual".

Y más con el trasfondo de una eventual fusión de la malagueña con la sevillana Cajasol, pues aunque ésta consiguió aprobar los test de estrés, lo hizo con un cinco raspado (al lograr un Tier 1 del 6%) frente al notable obtenido por la primera.

Cabe recordar aquí que uno de los principales escollos que impidieron a las dos cajas andaluzas que quedan -Cajasur ya es de la vasca BBK y Caja Granada está embarcada en un SIP nacional- pujar juntas por Cajasur fueron, además de los números y cuestiones técnicas, las discrepancias sobre el reparto de poder que Cajasol pretendía que fuera igualitario, mientras que Unicaja propugnaba por un 60-40 a su favor.

La asamblea, que se alargó por la cascada de felicitaciones, ratificó ayer por unanimidad el nombramiento de Manuel Azuaga como director general de la entidad malagueña, y además aprobó las líneas generales de actuación de la caja para 2011 que, entre otros aspectos, se centrará en el "desarrollo de proyectos no orgánicos", es decir, sondear las opciones de crecer fuera de su negocio.

Para ello, se mantienen las premisas ya expresadas por la caja, que además de haber encargado a Boston Consulting el estudio de viabilidad de la fusión con Cajasol, también se mostraba dispuesta a explorar los escenarios y las oportunidades que se abren con la reciente reforma de la ley de cajas.

Junto a este objetivo, la malagueña se marca sanear los activos, contener costes, reequilibrar los márgenes de negocio, diversificar el balance, así como negocios e ingresos, entre otros.

El presidente de Unicaja, Braulio Medel, destacó en su intervención los esfuerzos para contener la morosidad, cuya tasa se situó en el 3,1% en el primer semestre del año, muy por debajo de la media del sector de las cajas (5,1%), así como una tasa de cobertura del 131% y un beneficio neto de 134,3 millones de euros.

  • 1