viernes, 15 febrero 2019
20:13
, última actualización
Economía

Unicaja y Cajasol pueden caminar solas

El SIP nacional de Caja Granada también lo supera mientras que Cajasur se apunta un sonoro suspenso.

el 23 jul 2010 / 16:46 h.

Unicaja, Cajasol y el SIP nacional en el que se ha embarcado la caja granadina han aprobado los exámenes de solvencia a los que han sido sometidas, mientras que Cajasur, como era de esperar, se lleva un sonoro suspenso -aunque su caballero blanco, la vasca BBK, se encuentra entre las mejor calificadas en el sistema financiero español-.

Si tenemos que traducir los resultados al lenguaje del común de los mortales, cabría hablar de que la entidad malagueña saca un notable, Caja Granada se apunta un bien y la sevillana aprueba con un cinco raspado, frente a la nota de insuficiente que arroja la cordobesa -no en vano, está bajo control del Banco de España tras ser intervenida el día 22 de mayo pasado-.

Y para aprobar se requiere un 6 en uno de los índices que después se describe -es la fórmula homologada por la UE, si bien el Banco de España había fijado con anterioridad una calificación de 4 para considerarse aprobada-.

Eso sí, se ha de tener muy presente que esas pruebas de resistencia se basan en simulaciones que proyectan a las cajas de ahorros ante escenarios donde la economía empeora y sus ratios también -en especial la morosidad en el crédito y su impacto sobre los recursos propios-. Y, salvo que la actual coyuntura dé un vuelco radical, es improbable que aquéllos se hagan realidad.

En la hipótesis menos mala, es decir, las cosas en la economía seguirían como hasta ahora, la caja presidida por Braulio Medel saldaría 2011 con un Tier 1 -una de las ratios que calibran la fortaleza de una entidad, y que pone en proporción los recursos propios de máxima calidad (el capital más las reservas) respecto al total de activos ponderados por el riesgo- del 11,8%, similar al índice con el que cerró 2009.

En el caso de Cajasol, ese Tier 1 revelaría un 8,7% (10,3% en 2009), en el SIP de Caja Granada -que recordemos que recibirá ayudas con cargo al FROB por 916 millones de euros- sería del 9,7% (9% al cierre del año pasado) y, por último, en Cajasur, el 6,6% tras haber recibido una inyección reciente del FROB de 800 millones -sólo el 1,8% a 31 de diciembre de 2009-.

El hecho de que unas reciban y otras no esos rescates públicos desvirtúan un tanto la estadística pues, si se excluyen, Cajasol ganaría puestos en la clasificación nacional.

Pasemos al segundo escenario, en el que la economía sufre un deterioro, con subida del desempleo y de la morosidad crediticia. Con estas referencias, el Tier 1 de la entidad malagueña se situaría en 9,6%, en un 7,6% en el SIP de Caja Granada, en un 6,6% para la presidida por Antonio Pulido y en un 4,9% en Cajasur.

Por último, el más malo de los escenarios posibles, al agregar al anterior el riesgo de la deuda soberana (la tenencia en cartera de deuda pública de los países de la UE), revela para Unicaja un 9%, el 7% en el SIP de Caja Granada, un 6% para Cajasol y el 4,3% en Cajasur.

La publicación de los test -denominados de estrés por someter a las entidades a situaciones complicadas- trae consecuencias adicionales en Andalucía, puesto que el PSOE-A considera que será un elemento clave a la hora de avanzar en la anhelada fusión de Unicaja y Cajasol.

Así lo consideró la semana pasada el vicesecretario general de los socialistas andaluces, aunque no precisó en qué medida influirían los resultados. Ambas muestran aprobado en solvencia y, por ende, ninguna de ellas requerirá ser rescatada por la otra.

Unicaja. Tercera en su sector, presume del reforzado liderazgo andaluz

Tercera entre las cajas de ahorros españolas y sexta en el conjunto de las finanzas españolas (cajas más bancos). Con este resultado saldó Unicaja -integrada ya Caja de Jaén- la prueba de resistencia, y desde la entidad no dudaron en expresar, bien entrada la noche de ayer, su satisfacción. Los datos, señaló la entidad malagueña en un comunicado, confirman "la gran solvencia de Unicaja y su indiscutible liderazgo en Andalucía". Sin exponer nada al respecto, la nota rezumaba cierto mensaje de cara a la futura fusión con Cajasol, que ambas entidades estudian. Los datos de las pruebas, agregaba la nota, permiten afirmar "la notable contribución de Unicaja a reforzar la posición del sistema financiero en Andalucía en materia de solvencia financiera". Asimismo, las ratios colocan a la malagueña "en una sólida posición para afrontar adecuadamente los retos del sector financiero", concluía.

Cajasol. Por los pelos en la peor hipótesis, bien en las otras y sin ayudas del FROB

En la caja de ahorros sevillana dijeron ayer estar "contentos" con los resultados de las pruebas. Aunque en el peor de los escenarios posibles la entidad presidida por Antonio Pulido aprueba por los pelos, consideran que habría que excluir a las cajas que ya tienen comprometidas ayudas multimillonarias del FROB -recuerdan los SIP que se han forjado a nivel nacional, entre ellos el que incluye a Caja Granada-. Si así fuera, indican fuentes de Cajasol, ésta se colaría entre los seis primeros puestos a nivel estatal tanto en el escenario menos malo (Tier 1 del 8,7%) como en el malo (6,6%), "e incluso por encima de algunos bancos españoles". "Las notas, por tanto, no están nada mal", agregaron las fuentes. Eso sí, admitieron la escasa calificación obtenida en el peor de los escenarios posibles. De los datos oficiales se extrae, sin embargo, su menor peso en deuda soberana respecto a Unicaja o el SIP granadino.

SIP granadino. Una buena nota gracias a los recursos públicos inyectados

Las pruebas de resistencia no examinan a la entidad granadina en solitario, sino en unión con Caja de Ahorros de Murcia, la catalana Caixa Penedès y la balear Sa Nostra, que son las que conforman el Sistema Institucional de Protección (SIP) Mare Nostrum. Éste recibirá del FROB ayudas ya comprometidas de 916 millones de euros, y no necesitaría ampliaciones de capital adicionales ni siquiera en el escenario más malo de los tres que componen este test. El hecho de cosechar esa inyección del fondo de rescate bancario -que no es gratis, sino que hay que pagarlo a un interés del 7,75%, que no es moco de pavo, siendo un matiz que se incorpora también a las simulaciones- permite a esta alianza obtener un aprobado holgado en las tres hipótesis analizadas. El peor indicador, como es normal, aflora en el escenario más tensionado, siendo su exposición a la deuda pública superior a la de Unicaja o Cajasol.

Cajasur. Un análisis alterado tras la adjudicación a la mejor caja, la BBK

La adjudicación de Cajasur a la BBK altera sustancialmente los supuestos de Cajasur, puesto que las pruebas se realizaron con anterioridad a esa decisión adoptada por el Banco de España. Cabe recordar aquí que el examen otorga la máxima calificación de todas las cajas de ahorros españolas a la entidad vasca (Tier 1 del 14,1%), que es la que va al rescate de la cordobesa. Ésta, asimismo, es la única caja que suspende en solitario, dado que el resto de quienes no pasan las pruebas son SIP, lo que induce a pensar que, en solitario, hubieran sido más entidades las que no pasarían el corte. Las necesidades de capital de la entidad andaluza no sólo se reducen a los 800 millones de euros inyectados ya por el FROB. Así, en el escenario más malo, debería agregar otros 208 millones -en total, 1.008 millones de euros-. Las facilidades que dará el FROB a la BBK para absorber Cajasur serán aún mayores.

  • 1