miércoles, 20 marzo 2019
12:50
, última actualización
Local

Urbanismo cambiará el diseño de bancos y farolas del Centro

El nuevo delegado de Urbanismo anuncia un nuevo libro de estilo y cambios en elementos del mobiliario urbano tras un proceso de diálogo y consenso. 

el 28 abr 2010 / 12:00 h.

TAGS:

Las estampas que se han configurado en el Centro tras las obras de los últimos años pueden volver a cambiar. Urbanismo ha iniciado un estudio sobre el diseño del mobiliario urbano con un objetivo: encontrar un modelo adecuado y homogeneizar los bancos y farolas del Casco histórico. El proceso, que acaba de comenzar, parte con dos prioridades: “no derrochar” y alcanzar el máximo nivel de consenso posible.

“Consideramos absolutamente necesario tener un libro de estilo definido para cuando se inicie una obra existente. Y poco a poco, en la medida de nuestras posibilidades, aplicaremos este libro de estilo al mobiliario ya existente, siempre teniendo en cuenta la situación económica. No daremos un paso ni retiraremos nada si no tenemos confirmado que se reubicará en algún otro punto de la ciudad”, explicó el delegado de Urbanismo, Manuel Rey.


Aunque el nuevo responsable de la Gerencia no puso ejemplos concretos, tras su propuesta se encuentran reflexiones sobre diseños como el existente en la Puerta de Jerez, la Plaza del Pan o la Alameda inaugurados tras los procesos de peatonalización y que arrastraron las críticas de determinados colectivos. El nuevo libro de estilo deberá estar listo en torno al próximo verano, según los plazos que difundió el propio Rey, quien aclaró que aún no existe partida presupuestaria alguna para afrontar este cambio de imagen y rechazó que sea demasiado tarde –con el Centro recién remodelado– para buscar una imagen común. No es la primera vez que el Ayuntamiento trata de lanzar una propuesta de estas características. En el inicio del mandato, en una de sus primeras comparecencias como alcalde, Sánchez Monteseirín difundió la que debía ser la nueva farola del Centro y que se pretendía instalar en todo el casco histórico para zanjar polémicas.


No será el único documento estratégico que quiere elaborar el Ayuntamiento antes de la finalización del mandato. Rey anunció ayer nuevos contactos con la Universidad para trazar un manual de buenas prácticas en las obras cuyos trabajos arrancaron a finales del año pasado. “Se trata de minimizar el impacto que tienen sobre la ciudad”, explicó el delegado de Urbanismo. Pese a esto, el documento de trabajo –que será de aplicación en toda la ciudad y no sólo en el Centro como en el caso del libro de estilo del mobiliario urbano– llega cuando  está a punto de finalizar el mayor plan de inversiones que se ha llevado a cabo en la ciudad en los últimos años con reformas como la de la calle Asunción, proyectos como la ampliación del Metrocentro y obras de gran envergadura como los dos pasos subterráneos. 

  • 1