martes, 19 febrero 2019
14:32
, última actualización
Local

Urbanismo desbloquea un tramo de la SE-35 con tres años de retraso

A tres días de la última campaña electoral, el 8 de mayo de 2007, el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, anunció que las primeras obras de la SE-35 se pondrían en marcha en 2008. En octubre de 2008, Urbanismo adjudicó la redacción de los proyectos e informó de que los trabajos empezarían en 2009. Ayer, finalmente, la Gerencia aprobó el proyecto de construcción del tramo entre la A-4 y la variante de la A-92 para que la obra salga a concurso antes de final de año. No comenzará, por tanto, hasta 2011, tres años después de lo anunciado.

el 07 jul 2010 / 17:38 h.

TAGS:

Tras recibir el informe favorable de Aena (necesario porque la SE-35 se encuentra en el ámbito de las servidumbres aeronáuticas del aeropuerto), el consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo aprobó ayer el proyecto de construcción de un tramo de 4,7 kilómetros, entre la A-4 (enlace junto al aeropuerto) y la futura variante de la A-92, cuya traza discurrirá al norte de Torreblanca. Según el alcalde, es un tramo "vital" para el noroeste de la ciudad al ser la alternativa a la ronda Supernorte.


"Hoy se da un empujón importante tras desbloquear los obstáculos", sentenció Sánchez Monteseirín, quien explicó que la obra supondrá una inversión de 41 millones de euros. De esta forma, el Ayuntamiento impulsa un proyecto muy demandado por constructores y empresarios al ser clave para el desarrollo urbanístico de muchos suelos. De hecho, la patronal de la construcción advirtió que, para minimizar los efectos de la crisis, era fundamental que el Consistorio desatascase proyectos como el de la SE-35.

Este primer tramo consta de dos subtramos. El primero, de 2,196 kilómetros, irá del enlace con la A-4 al encauzamiento del arroyo Ranillas, junto a San Pablo. Eso sí, esta vía sólo tendrá dos carriles por sentido. Además, albergará una glorieta sobre el canal del arroyo Ranillas, que se conectará a la prolongación de la avenida Emilio Lemos. En el entorno del enlace con la A-4 se prevé construir tres puentes de entre 75 y 100 metros, más los pasos sobre el canal del arroyo. Las obras durarán 24 meses y el presupuesto de este subtramo es de 24,3 millones de euros.

El segundo subtramo, de 2,5 kilómetros, tendrá tres carriles por sentido y dará servicio a la zona de Santa Bárbara, donde se prevén construir a largo plazo, 17.000 viviendas. Es el barrio estrella del PGOU por sus dimensiones. El plazo de ejecución de este tramo, hasta la variante de la A-92, es de 15 meses y costará 16,5 millones de euros.

Este dinero saldrá de las arcas municipales (de lo generado por los convenios urbanísticos del PGOU), puesto que la Junta y el Estado, en principio, sólo está previsto que participen en la financiación de tramos metropolitanos, como los del Aljarafe, Alcalá y Dos Hermanas. Así se estimó a principios de 2008, cuando se presentó la programación de las obras.

Entonces, el Consistorio anunció que los primeros trabajos arrancarían en 2008 y se dio por casi segura la participación de otras administraciones. Ahora, en cambio, la situación se ha torcido bastante por la crisis. El Estado apuesta por la SE-40 y, pese a ello, las obras en marcha incluso podrían verse afectadas por los recortes en la inversión pública. Con todo, la SE-35 no está entre las prioridades del Ministerio.

  • 1