miércoles, 19 diciembre 2018
00:39
, última actualización
Local

Urdangarin acusa a Torres de negociar contratos a sus espaldas

El juez dice al duque de Palma que sus evasivas pueden provocar la imputación a la Infanta.

el 26 feb 2012 / 15:42 h.

TAGS:

Iñaki Urdangarin, a la salida de los juzgados de Palma.

-->-->-->

El duque de Palma vivió ayer su segunda jornada maratoniana de declaración ante el juez que instruye el caso Nóos, José Castro. Iñaki Urdangarin estuvo ayer en los juzgados de Palma de Mallorca durante todo el día, no fue hasta las 17.30 cuando finalizó el interrogatorio al yerno del rey por parte del juez para dar paso a las preguntas del fiscal.

Mario Pascual, el abogado de Urdangarin, fue quien se detuvo ayer a la entrada a los juzgados para asegurar que el duque volvía con "coraje y ganas de seguir explicando las cosas" ante la segunda jornada de interrogatorio en la que el juez Castro formuló hasta 500 preguntas durante las 17 horas que duró su interrogatorio. Posteriormente fue el turno del fiscal, que aseguró no tener intención de pedir el careo entre Urdangarin y su exsocio Diego Torres.

El yerno del rey ha proseguido hoy exculpándose de las responsabilidades sobre la evasión fiscal de sus empresas y solo se declaró responsable de la administración de la empresa Aizoon, que tenía a medias con su esposa. El imputado reiteró que la gestión de estas entidades investigadas era responsabilidad de su exsocio Diego Torres y sus cuñados Miguel y Marco Antonio Tejeiro.

Estas reiteradas evasivas por parte del duque de Palma llevaron al juez a advertirle de que su actitud podría provocar la imputación de la infanta Cristina, a la que el duque de Palma se refirió durante todo el interrogatorio como "la infanta doña Cristina", según recoge la edición digital de El País.

El interrogatorio, que podría haberse acortado en el caso de que se hubiera permitido su grabación, se prolongó durante muchas horas, tantas, que hubo de cambiar el turno el transcriptor.

Durante la comparecencia de ayer, se abordó la cuestión de las operaciones realizadas por el Instituto Nóos a partir de 2006, periodo posterior a que el duque de Palma abandonara la presidencia. Urdangarin negó que en 2007 presionase al exdirector general de Deportes del Govern balear, José Luis Pepote Ballester, para que éste le abonase cantidades pendientes por el segundo foro sobre turismo y deporte que el Instituto Nóos organizó en Palma un año antes, en contra de la versión que ofreció el exalto cargo de Jaume Matas cuando fue interrogado por el instructor del caso Palma Arena.

De este modo, se comprobó que a pesar de la petición de la Casa Real de que abandonase su relación con Nóos en 2006, el duque de Palma continuó trabajando con su socio, y según declaró ayer, realizaron juntos cuatro proyectos a partir del año 2008.

Aún así, el marido de la infanta Cristina entiende que con estos trabajos no estaba desoyendo los recomendaciones de la Casa Real, ya que los cuatro proyectos a los que se ha referido no los hizo a través de este organismo, sino que se trataron de colaboraciones personales directamente con Diego Torres. El juez ha preguntado al yerno del rey sobre un correo electrónico remitido en 2008 y en el que Torres y Urdangarin hablan de "cinco proyectos pendientes", según El Mundo en su edición digital.

Además, el yerno del rey señaló ayer a su exsocio como la persona que había "negociado contratos públicos a sus espaldas". En concreto, uno de dos millones de euros con la Generalitat Valenciana por los Juegos Europeos que se ha exhibido durante el interrogatorio del fiscal Anticorrupción Pedro Horrach.

Y es que el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach y el juez José Castro han recolectado este fin de semana nuevos elementos documentales y una declaración testifical. En concreto se trata de 13 facturas, que ascienden a una cuantía de 124.000 euros, que fueron rechazadas por la Generalidad valenciana que desconfió al no contener los documentos el CIF. Tampoco se definían en las facturas los eventos por los que se cobraba, ni aportar los Cd y los materiales audiovisuales del dossier, ni reflejar las personas que habían participado en los eventos y el proyecto.

  • 1