Local

Utrera saldrá del Huesna y se hará cargo de la gestión local del agua

El alcalde se escuda en la falta de inversiones y en que no se haya rehabilitado la Casa Surga.

el 07 feb 2012 / 09:15 h.

TAGS:

Era algo que se veía venir, y al final ha llegado. El alcalde de Utrera, Francisco Jiménez (PA), ha anunciado su propuesta de municipalizar el servicio de abastecimiento de agua y saneamiento. Se trata de una gestión que hasta ahora viene realizando la empresa Aguas del Huesna, por encomienda del Consorcio de Aguas del Huesna. La corporación del Ayuntamiento utrerano debatirá en el pleno ordinario del jueves el rescate parcial de la concesión para la gestión del servicio público básico de abastecimiento de agua y saneamiento en el municipio. Ya el regidor anunció hace meses su intención de acometer esta medida, ante "el descontento" por el servicio, entre otras cuestiones.

Entre los problemas que han hecho tomar esa decisión al gobierno local se encuentra el malestar existente en el Consistorio utrerano "por el incumpliendo de los compromisos adquiridos por el Consorcio de Aguas del Huesna". Así, desde que en 1997 se encargara del abastecimiento en la localidad, el Consorcio debería haber instalado en el municipio su sede central, tras restaurar la Casa Surga, un inmueble construido en el tercer cuarto del siglo XVIII, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de monumento histórico y catalogado con categoría B en el Plan Especial del Conjunto Histórico de Utrera.

Sin embargo, nada de esto se ha materializado. Según los datos de 2008, la entidad "registra unos beneficios por habitante de 86,7 euros". Para Jiménez, aplicando esos datos a Utrera, "al Huesna le salen sobradamente los números". Sin embargo, los más de 50.000 habitantes de la ciudad "no se benefician de la misma manera, ya que el Huesna no ha ejecutado ninguna obra de envergadura en materia hidráulica", asegura.

Nuevos pagos. Una de las cuestiones que favorecía la necesidad del Consorcio hasta 2010 era el que, fruto de su gestión, los consistorios no debían abonar el consumo correspondiente a la tarifa de uso municipal.

En cambio, en esa fecha comenzó a facturarse el consumo de los edificios públicos. Por ello, Utrera destina cada año para el pago de la factura de agua más de 250.000 euros, cantidad "que nos ahorraríamos con el rescate".De igual modo, hay cuestiones "que hoy hacen indispensable buscar alternativas más beneficiosas para Utrera". Como ejemplo citaron el hecho de que no se hayan buscado fórmulas para paliar los costes del servicio y que las ordenanzas del Consorcio "permitan trato discriminatorio a los consorciados frente a otros que, sin ser pueblos miembros, obtienen un trato mejor que los propios municipios consorciados".

El Consistorio exigirá modificar la ordenanza reguladora de las tarifas para la prestación de los servicios de abastecimiento y saneamiento, vertidos y depuración de aguas residuales. Esta petición tendrá como fin que a los ayuntamientos miembros del Consorcio cuya gestión en baja no se realice a través de Aguas del Huesna se les facture el metro cúbico a 0,2930 euros, precio que ya se viene facilitando a otros ayuntamientos, como el de Sevilla.

  • 1