martes, 23 abril 2019
12:01
, última actualización
Cofradías

Vara dorada con nombre de mujer

Maruja Vilches será la primera mujer en llevar la vara de hermano mayor. Será una de las grandes novedades del día.

el 19 abr 2011 / 10:06 h.

  • Han tenido que pasar siglos de historia en nuestras hermandades para ver por primera vez a una mujer portar la vara dorada de hermano mayor en una cofradía sevillana. Maruja Vilches, pionera en esta ciudad en otros logros cofrades, será la encargada de presidir la cofradía de Los Javieres en la estación de penitencia de este Martes Santo. Será la gran novedad en una jornada marcada por la sensible modificación del recorrido de ida de la hermandad del Dulce Nombre que, a cuenta del XXV aniversario del nombramiento de su Dolorosa como patrona del Colegio Oficial de Graduados Sociales, pasará por la calle Amor de Dios para visitar la sede de este organismo. Por tal motivo, la salida de la cofradía se adelanta a las 20.00 horas, 25 minutos antes de lo habitual.

    No será este Martes Santo una jornada destacada en cuanto a la voluminosidad de los estrenos, aunque sí lo será en su número. San Esteban incluirá en su cortejo dos nuevas insignias: el Guión de la Virgen del Rocío, de José Antonio Grande de León, y la Bandera Concepcionista, realizada por el taller de la hermandad. Por cierto que por la Puerta de Carmona sonarán nuevos aires musicales en la cruz de guía. La agrupación musical Santa Cecilia será la encargada este año de abrir el cortejo de San Esteban. Será para no perdérselo.

    Al igual que la imagen que recupera este año el primero de los pasos de San Benito, donde el Señor de la Presentación saldrá de nuevo con sus brazos descubiertos. No será el único estreno que veamos en La Calzada, pues el palio de la Encarnación culmina las cartelas de sus respiraderos, realizadas por Fernández y Enríquez y Loli León. En la Universidad habrá un recuerdo emocionado para el 75 aniversario de la llegada del cajón con la Esperanza Macarena a la iglesia de la Anuncación. No es para menos. Ambas hermandades han querido significar este aniversario con una representación que formará parte del cortejo en la estación de penitencia. No menos significativo ha sido el regalo que sus costaleros han hecho a la hermandad de la Candelaria.

    Una nueva cartela para el paso de misterio, realizada por Manuel Martín, que vendrá a significar el vínculo de estos cofrades con su corporación.El alfa y omega de la jornada vendrán un año más desde el Cerro y Santa Cruz, dos formas distintas de vivir un mismo sentimiento. La cofradía más madrugadora del día tendrá este año un recuerdo muy especial con la hermandad de la Macarena por haber acogido la corona de la Virgen de los Dolores en el tesoro y con el Rocío del Cerro, por su XXV aniversario fundacional.

    Precisamente, la corporación, en la que se estrena José de Anca como hermano mayor, conmemora tres décadas de la cesión por parte de la Diputación del Cristo del Desamparo y Abandono. Un detalle hermoso que se suma a un Martes Santo que verá su ocaso en el atardecer del barrio de Santa Cruz. Siglos de historia que paran el tiempo entre el ruan de sus nazarenos y el crujir de la madera del Crucificado. Es el antes y el después de un día que nace sabiendo a barrio y muere con Cristo en la Alcazaba.

    • 1