martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

Vara ve difícil apoyar una reforma si las regiones pueden limitar su solidaridad

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha asegurado hoy que será "muy difícil" que apoye la reforma del sistema de financiación autonómica si se reconoce la imposición fiscal a los territorios permitiéndoles limitar su solidaridad, como pretende, entre otras regiones, Cataluña.

el 15 sep 2009 / 21:53 h.

TAGS:

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha asegurado hoy que será "muy difícil" que apoye la reforma del sistema de financiación autonómica si se reconoce la imposición fiscal a los territorios permitiéndoles limitar su solidaridad, como pretende, entre otras regiones, Cataluña. Fernández Vara ha hecho estas declaraciones en una conferencia en Sevilla organizada por 'El Correo de Andalucía' y a la que ha asistido, entre otros, el presidente del PSOE y de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves.

Para el presidente extremeño, se puede abrir una "puerta peligrosa" si la propuesta final de reforma del sistema de financiación permite a comunidades, como Cataluña, limitar su solidaridad con las demás regiones. "Aceptar que tributen los territorios tiene un grave peligro (...) Si se reconoce, como algunos pretenden, la imposición fiscal a los territorios, mañana puede venir un ayuntamiento y reclamar lo mismo", ha dicho Fernández Vara.

Después, ha continuado el presidente extremeño, podría ser el turno de los barrios más ricos, que ejercerían su solidaridad con los pobres tan sólo en determinadas cuestiones, para acabar en los propios ciudadanos, que terminarían decidiendo por su cuenta que servicios financiarían, como Educación, Sanidad y Sociales, y cuáles no.

"Se abriría un puerta peligrosa que espero que no esté reflejada en la propuesta final, porque si es así, como extremeño tendría muy difícil pronunciarme a favor de algo contra lo que radicalmente estoy en contra, no por los intereses de Extremadura, sino de España", ha explicado.

Fernández Vara ha asegurado que ve "muy difícil" un acuerdo en el que no participen todas las comunidades autónomas y, aunque "no descarta nada", ha advertido de que no permitirá que, para que el gobierno alcance un acuerdo con Cataluña, salga perjudicada Extremadura.

Según ha dicho, la comunidad extremeña hará un "esfuerzo" para que el sistema de financiación "no nos deje a todos felices, pero tampoco infelices", es decir, "que todas las regiones se sientan iguales". En este sentido, el presidente extremeño ha mostrado su preocupación por la "perversión" que puede suponer la introducción de las balanzas fiscales en las negociaciones sobre la reforma porque son un "elemento que distorsiona el entendimiento".

"Independientemente de las balanzas fiscales, el esfuerzo fiscal es el mismo. Otra cosa es que en un territorio se concentren más personas con rentas más altas", ha dicho Fernández Vera, quien, por otra parte, ha valorado el proceso abierto por el Gobierno sobre esta cuestión.

Según ha señalado, es la primera vez que se debate sin "apriorismos decididos" la reforma del sistema de financiación, lo que permite a todas las comunidades manifestar cuáles son sus intereses. Sobre la implicación directa del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la reforma, Fernández Vara ha considerado que ha adquirido "demasiado protagonismo", aunque ha aplaudido sus formas y decisión.

Reforma constitucional. El presidente extremeño ha defendido también la necesidad de reformar la Constitución -que en su opinión "se venera en exceso"- para dar un mayor protagonismo a las comunidades y abrir un periodo de corresponsabilidad que redunde en un mejor futuro para España. "Tal vez no se cierran algunas cosas en España porque no se cambia la Constitución, que se venera en exceso", ha dicho el presidente extremeño durante la conferencia.

En su opinión, es necesario una reforma constitucional después de que el Estado haya transferido gran parte de sus competencias a las comunidades, por lo que ahora es el turno de un segundo paso, que se centra en la cooperación y colaboración entre regiones.

"Es el tiempo de que las comunidades se responsabilicen del futuro de España, y para eso, tienen que mejorar sus relaciones", ha apuntado el presidente extremeño, quien además ha considerado que existen ciertos problemas que se pueden resolver entre las regiones sin acudir a "papa Estado", como las diferencias salariales existentes entre las comunidades de los profesionales médicos.

Por otra parte, Fernández Vara se ha referido al problema del agua y los trasvases y ha asegurado que Extremadura está dispuesta a "hablar de casi todo, incluida el agua". Según ha dicho, no quiere que España se convierta en una "Unión Temporal de Empresas o una agrupación de interés económico" ya que "si sobra agua no hay razón para negarse a hablar, porque hablar no significa claudicar".

  • 1