viernes, 19 abril 2019
01:26
, última actualización
Local

Vecinos de Los Pajaritos piden refuerzo policial y labores preventivas

Los vecinos de la barriada de Los Pajaritos han solicitado refuerzo policial y la ejecución de labores  preventivas con los jóvenes que se mueven en ambientes más marginales.

el 22 nov 2009 / 10:08 h.

Los vecinos del entorno de la barriada de Los Pajaritos de  Sevilla, donde en la mañana del pasado jueves se registró la muerte  por heridas de arma blanca de Rafael C.C., de 45 años y propietario  del Bar Ruiseñor de la calle Gorrión, presuntamente a manos de su  hijo, han solicitado refuerzo policial y la ejecución de labores  preventivas con los jóvenes que se mueven en ambientes más marginales  como posible forma de paliar este tipo de sucesos.

Uno de los portavoces de la plataforma Tres Barrios y miembro de  la Mesa de Participación del Plan Integral de la zona, Fernando  Armas, indicó a Europa Press que lo sucedido constituye "una más  dentro de los acontecimientos violentos que suelen darse aquí cada  cierto tiempo".

De hecho, la intervención de la administración en materia de  seguridad es "uno de los aspectos más sensibles y que más unanimidad  recaba entre los vecinos", dado que "se alude continuamente entre la  gente del barrio a la sensación de inseguridad".

Por ello, Armas hizo hincapié en la puesta a efecto de aquellos  aspectos contemplados en el plan integral de Tres Barrios  relacionados con el incremento de la seguridad y que, al margen de  las medidas ya mencionadas, pasan por la idea de un cuerpo policial  más cercano al barrio, labor preventiva en materia de urbanismo para  evitar lugares propensos a la comisión de delitos o actuar contra el  absentismo escolar.

En este sentido, agentes del Grupo de Homicidios de la Policía  Nacional prosiguen con la investigación del caso para tratar de  determinar cuál fue el móvil que llevó al presunto parricida --sobre  el cual pesaba una orden de alejamiento del padre-- a acabar con la  vida del propietario del Bar Ruiseñor, el cual llevaba poco tiempo al  frente del establecimiento.  

Los hechos sucedieron sobre las 7,15 horas, cuando la víctima  acababa de colocar los veladores y se encontraba en este interior del  bar ubicado en la calle Gorrión de la barriada de Los Pajaritos.  Según los primeros datos, el presunto autor de la muerte habría  entrado en el establecimiento y, tras una discusión cuyo origen se  desconoce, asestó varias puñaladas a Rafael.  

Una vez el presunto agresor abandonó el bar en la motocicleta con  la que se había trasladado hasta allí, la primera llamada al 091  alertando del suceso se produjo sobre las 7,40 horas, desplazándose  varias patrullas poco más tarde, así como especialistas del Grupo de  Homicidios y de la Policía Científica.

La víctima falleció, según las fuentes consultadas por Europa  Press, a consecuencia de las múltiples heridas sufridas por arma  blanca --tanto en el cuello como en el abdomen--, lo que le provocó  la pérdida de una gran cantidad de sangre, por lo que ingresó en el  Hospital Virgen del Rocío en parada cardiorrespiratoria, donde  finalmente, y a pesar de que le estuvieron practicando durante todo  el trayecto tareas de reanimación, los sanitarios certificaron su  muerte.  

  • 1