jueves, 18 abril 2019
20:36
, última actualización
Deportes

Víctor dice que el partido es "una prueba para comprobar el grado de madurez"

El técnico de los verdiblancos añadió que en este campeonato de Liga en Segunda "los fallos cuestan muy caros" y que la de mañana "será por lo tanto una prueba exigente".

el 30 abr 2010 / 11:50 h.

El entrenador del Real Betis, Víctor Fernández, ha manifestado hoy sobre el encuentro de mañana en el campo de la UD Las Palmas que "es un partido muy importante, más tras lo sucedido ante el Elche (0-3)" y que "es una prueba para comprobar el grado de madurez y reacción del equipo".

El técnico de los verdiblancos añadió que en este campeonato de Liga en Segunda "los fallos cuestan muy caros" y que la de mañana "será por lo tanto una prueba exigente".

El entrenador aragonés admitió que en los últimos partidos su equipo ha "perdido ritmo de balón" y reclamó más regularidad porque "los altibajos hacen daño. Hay que dar más ritmo físico, eso será fundamental mañana", apuntó.

De hecho, piensa que "igual que la gente ha bajado de nivel, pueden subir. Todo pasa por volver a puntuar ante Las Palmas", dijo.

Víctor Fernández indicó que en algunos partidos, "por ejemplo ante el Villarreal B y el Celta, sí hubo capacidad de reacción", pero que, de todas formas, "nadie puede para darle mucho margen al rival".

Con respecto a la alineación manifestó que "cuando la cosa ha ido bien" no hizo "cambios salvo para buscar un plus de superación, pero ahora es el momento de encontrar otras opciones en la plantilla", reconoció.

En este sentido, afirmó que el central catalán Miki Roqué, internacional sub 21 convocado para el partido de mañana, "tiene opciones de jugar, como los otros cuatro defensas que viajan", subrayó.

Pese a la importancia del partido, Fernández selañó que "quedan 24 puntos por delante, no hay que rendirse nunca", y añadió que incluso en caso de derrota "estarían perdidas todas las opciones".

"Cuando un equipo está en las alturas, entra el vértigo. Todos estamos muy justos y todos lo padecemos. Hay mucha igualdad y la calidad está también muy igualada. No es la Segunda de años pasados. No hay ningún equipo con autoridad", comentó el técnico bético.

  • 1