sábado, 08 diciembre 2018
19:59
, última actualización
Local

Villalobos se atribuye la mayoría en el pulso por la lista del PSOE al regional

El presidente de la Diputación se presenta hoy para liderar al partido con el apoyo de "muchas" agrupaciones y tras ‘convencer' a Caballos.

el 18 may 2012 / 22:27 h.

TAGS:

Villalobos saluda a dos militantes en un congreso de 2010.

El PSOE de Sevilla se enfrasca de nuevo en las tensiones en busca de conseguir esa lista "de unidad y de consenso" que el presidente de la comisión gestora, Manuel Gracia, rogó el jueves con tanta insistencia antes de hacer balance de su gestión. Una empresa que no se antoja fácil, a la vista de que las heridas abiertas hace meses en el partido siguen abiertas. Más que escenificar esa unidad, se visualiza un pulso, uno más, entre afines y críticos a la actual dirección regional, de cara a liderar la lista al congreso regional del próximo julio.

En esa pugna ya no hay duda de que la elección de la dirección regional es la del presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos. Fuentes cercanas al presidente de la corporación provincial señalan que ostenta un "respaldo mayoritario" de las agrupaciones locales del PSOE de la provincia y la capital. Es tal su convencimiento que ha convocado para hoy un acto que aspira a ser una demostración de fuerza frente a la otra alternativa, que desde la semana pasada encarna el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano.

Sin embargo, el mapa de fuerzas ya no es el mismo que el que desencadenó la dimisión del que fuera secretario general de los socialistas sevillanos, José Antonio Viera. Según fuentes consultadas, Villalobos, que ya se ha presentado como la opción que se alinea en torno al presidente andaluz, José Antonio Griñán, seguirá contando con el apoyo de un buen número de alcaldes socialistas en la provincia -entre los que no se encontrarían en principio los referentes socialistas de grandes urbes y sectores claves de la capital-. Sin embargo, sí que contaría con los afines al parlamentario andaluz José Caballos, que en la última crisis sí que había coincidido con Toscano y Viera. Ese cambio de parecer, al que se unirían varios alcaldes del Aljarafe, viene por la impresión de ese sector de que no sería conveniente escenificar otra batalla interna que afecte al PSOE andaluz, sobre todo en un momento en el que el gobierno de la Junta, que depende del pacto con IU, necesita "más que nunca un partido cohesionado".

Esta es la visión que maneja un grupo que, aunque no muy numeroso, sí que desnivelaría definitivamente la balanza hacia el sector más afín a la dirección regional y, por tanto, a Villalobos. Éste ya avisó hace un mes que dejaría las "puertas abiertas para integrar a los que quisieran estar en torno al proyecto que encarna José Antonio Griñán".

Mientras Villalobos juega su baza, Toscano pone en liza la suya en base a convener a los alcaldes. De ahí que vea la confección de la lista al congreso federal como la oportunidad de conferir el poder del partido a los 61 alcaldes "que conocen la realidad y los problemas de la provincia". Bajo la bandera del poder municipal, aboga por una lista en "la que caben todos, pues son 128 delegados" y en la que reivindicó la presencia en los puestos de cabecera de los alcaldes más representativos de la provincia de Sevilla.

Este planteamiento germinó en una reunión en la agrupación de Miraflores que se celebró en la noche del pasado jueves -tras la reunión del comité provincial extraordinario- y a la que acudieron en torno a 70 militantes, entre ellos "varios secretarios generales de Sevilla". Toscano, que deslizó la posibilidad de que el presidente de la Junta no fuera necesariamente el secretario general aunque "eso marcara la tradición", señaló que mantendrá reuniones con las agrupaciones locales de la provincia para trasladarles el sentir de su propuesta de lista.

  • 1