viernes, 22 febrero 2019
11:29
, última actualización
Deportes

Villar indultará a los mundialistas para la Supercopa

Navas y los barcelonistas que se proclamaron campeones en Sudáfrica no viajarán a México el 11 de agosto. Villar indultará a las estrellas pese a que el contrato exige su presencia. 

el 28 jul 2010 / 20:02 h.

Jesús Navas podrá jugar ante el Barça en la Supercopa.

El nuevo presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, ha alcanzado un acuerdo verbal con Ángel María Villar, presidente de la RFEF, para evitar que sus mundialistas españoles comparezcan en el encuentro amistoso que la roja disputará el 11 de agosto en el Estadio Azteca de México ante el once verde.  

De esa forma, Piqué, Xavi, Iniesta o Villa podrán participar en el partido de ida de la Supercopa que se celebrará el 14 de agosto en el Ramón Sánchez Pizjuán.

La medida, confirmada de forma extraoficial por los nuevos dirigentes azulgranas, será oficial en las próximas horas y, además, afectará al Sevilla, que podrá alinear al palaciego Jesús Navas, indultado por el séquito de la RFEF.

El obstáculo más significativo era el contrato que firmó en abril Villar, que contempló que Vicente del Bosque, seleccionador español, iba a desplazar al duelo a las estrellas de la roja, que ingresará 1 millón de euros por el bolo.

Sin embargo, los últimos diálogos entre el vasco y su homólogo mexicano, Justino Compeán, han sido satisfactorios, ya que la RFEF perdonará un plus estipulado en caso de triunfo español en Sudáfrica a cambio de que los barcelonistas y Navas no integren la expedición.

El propio Compeán reconoció el pasado martes ante los periodistas que "estamos conversando". Si España se proclamaba campeona multiplicaba la cantidad a percibir, un incremento que condonará a cambio de evitar que la Supercopa, un torneo de su competencia, no se devalúe.

Será una situación similar a la de la final de la Copa del Rey ante el Atlético de Madrid, cuando la mediación de la RFEF con la FIFA para retrasar la convocatoria de los mundialistas permitió una final de enjundia con la totalidad de los internacionales en el Nou Camp.

En el Sevilla, mientras, esperan una decisión definitiva del organismo federativo en relación a la posible ausencia de Navas.

En el plano deportivo, el técnico del conjunto hispalense, Antonio Álvarez, continúa engrasando la maquinaria para el primer duelo oficial de la campaña 2010-11. El marchenero trata de aligerar la nómina de efectivos de la plantilla con el objetivo de adecuar el plan de trabajo de forma personalizada.

Así, tras la decisión de castigar a Chevantón, De Mul y Duscher, a las órdenes de Ramón Tejada en el filial, el propósito ahora es tratar de acelerar el proceso de adaptación de Luis Fabiano, Zokora, que ayer se ejercitó a buen ritmo, Romaric o Squillaci, y, en el futuro, el de Jesús Navas, que deberá incorporarse el próximo lunes 2 de agosto.

En cuadro

El Barcelona, por su parte, no podrá disponer con total garantía de su once de gala. Así, a las órdenes de Guardiola sólo se ejercita a día de hoy un mundialista, Abidal, que regresó el lunes.

El viernes se reincorporarán Dani Alves y Lionel Messi, que, precisamente, ayer fue citado por el nuevo seleccionador argentino, Sergio Batista, para un compromiso amistoso el 11 de agosto ante Irlanda en Dublín.

Los campeones del mundo retrasarán su comparecencia hasta el 9 de agosto, sólo cinco días antes de la Supercopa.

Álvarez podrá continuar con el período de ensayos el próximo sábado en Italia ante el Atalanta, un rival de un calibre inferior al cuadro de Nervión, ya que el once de Bérgamo milita en la Serie B. En el choque se disputará la XVI edición del Trofeo Bortolotti.

  • 1