Local

¿Y si gana Dos Hermanas?

El embrollo de Tablada sigue sin resolverse y, sea cual sea la vía que se tome, la cuestión va para largo. Lo curioso es que los suelos de la enorme dehesa han vuelto a la primera línea de debate por una doble cuestión: la propuesta de Sánchez Monteseirín de intentar desbloquear la situación con los propietarios de los terrenos y la reclamación fronteriza de Dos Hermanas.

el 16 sep 2009 / 07:05 h.

TAGS:

J.A. / A.M.G.

El embrollo de Tablada sigue sin resolverse y, sea cual sea la vía que se tome, la cuestión va para largo. Lo curioso es que los suelos de la enorme dehesa han vuelto a la primera línea de debate por una doble cuestión: la propuesta de Sánchez Monteseirín de intentar desbloquear la situación con los propietarios de los terrenos y la reclamación fronteriza de Dos Hermanas.

Y es que un buen bocado de Tablada perteneció en su momento al municipio nazareno, que pugna por recuperar parte de su territorio. La historia se remonta a 1937, cuando en plena Guerra Civil un decreto le amputa 2.763 hectáreas al término municipal de Dos Hermanas para sumárselo al de Sevilla. En esta enorme extensión hay barrios como Bellavista, Pineda y parte de Los Bermejales y Heliópolis, en total unas 25.000 personas. En su litigio Dos Hermanas da por hecho que estas zonas pertenecerán siempre a Sevilla pero, subraya, no tiene que ocurrir lo mismo con los suelos no urbanizados, y aquí entra de lleno Tablada, una enorme extensión que mantiene su vocación de gran zona verde.

El caso está ahora en manos del Tribunal Supremo, que hace unas semanas admitió a trámite el recurso del Ayuntamiento de Dos Hermanas. Éste, previamente, había sufrido varios reveses en su lucha, el último por parte del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que le dio la razón a Sevilla.

La tesis de Dos Hermanas es que ahora puede pasar cualquier cosa: el Supremo igual le quita la razón que se la radicalmente, anulando el decreto franquista de 1937, con lo que se encontraría que vuelve a tener sus 2.763 hectáreas. El Consistorio nazareno no se quedaría con los barrios, pero otro cantar son los suelos no sólo de buena parte de Tablada, sino también de Cuarto y Villanueva del Pítamo, todos no urbanizados y que constituyen la zona de expansión de Sevilla hacia el sur. De hecho, el alcalde nazareno, Francisco Toscano, ha puesto sobre la mesa que la nueva frontera la establezca la SE-30.

De todos modos, Dos Hermanas ya ha hecho saber que retiraría su recurso ante el Supremo si se acepta su petición de mínimos: que Sevilla le dé el suelo que tiene en la universidad Pablo de Olavide y el de la ermita de Valme, así como un carril para llegar a este templo. Esto es lo que volverá a reclamar en la comisión que el Ayuntamiento de Sevilla anunció el pasado sábado para intentar desbloquear la pugna.

"Media Tablada" podría ser de Dos Hermanas, resalta Toscano. Así que la decisión del Tribunal Supremo puede embrollar aún más una polémica que lleva coleando más de 12 años... y lo que parece que queda.

  • 1