domingo, 13 enero 2019
17:39
, última actualización
Local

Zoido culpa a Griñán de que el Carambolo expuesto sea la copia

La Junta pagaba 145.000 euros al año. El Ayuntamiento reconoce que conocía esta "lamentable situación".

el 09 jul 2012 / 11:01 h.

TAGS:

Detalle de la réplica expuesta del Tesoro del Carambolo.

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, añadió ayer un nuevo asunto pendiente a la "extensa lista de frentes abiertos que Sevilla y los sevillanos tienen con el presidente de la Junta, José Antonio Griñán". En esta ocasión se trata del tesoro del Carambolo, retirado de la exposición y cambiado por una réplica en el Museo Arqueológico desde el pasado mes de abril sin que oficialmente nada trascendiera, asunto que el alcalde conocía y que, al igual que la Junta, prefirió mantener en silencio.

El regidor sevillano insistió ayer en que está "aguardando" que Griñán pueda hacerle "un hueco" para afrontar este y otros temas "de gran importancia para la ciudad". Entre tanto, Zoido pidió ayer a la Consejería de Cultura y Deporte "extremar las medidas de seguridad para que el tesoro del Carambolo pueda volver a apreciarse y admirarse en el Museo Arqueológico a la mayor brevedad y con la máxima seguridad". También reconoció estar informado de que "la situación aconsejaba la sustitución de las piezas originales por la réplica". Algo que, paradójicamente, no se indica a la entrada del museo y que motiva que muchos turistas -que pagan entrada- y sevillanos conozcan que lo que contemplan es una copia solo cuando se encuentran delante del supuesto tesoro del Carambolo.

Ante estos hechos, el alcalde instó ayer a la Junta "a aplicar todos los dispositivos de seguridad necesarios para que quien venga a Sevilla pueda apreciar y admirar el original", una de las piezas, a su juicio, "de mayor nivel internacional". Todo esto sucede unos meses después de que en enero se inaugurase en el Arqueológico la sala El Carambolo, donde se exponían de manera definitiva las piezas originales -espacio financiado por la Consejería de Cultura con un inversión 25.000 euros de producción, y 145.000 euros anuales correspondientes a seguridad y mantenimiento-.

Sin embargo, en abril las piezas originales fueron sustituidas por la réplica del orfebre Fernando Marmolejo, debido al elevado coste de la seguridad. "Imagínense cómo lo habrán visto desde la Junta para hacer tal cosa", comentó ayer Zoido, quien apuntó que sería la Delegación Provincial de Cultura la responsable de dar explicaciones sobre este punto. Por último, y preguntado sobre si está dispuesto a ofrecer el Antiquarium de la Encarnación para su exposición, una propuesta que ya hizo la anterior corporación municipal, Zoido manifestó ayer que no quiere "polemizar ahora", toda vez que ha reconocido que "son momentos en los que hay que llegar a un acuerdo".

"Tenemos tantas cosas abiertas con la Junta, que lo que estoy esperando es que José Antonio Griñán pueda encontrar un rato para recibir al alcalde de Sevilla, y pueda hablar con él de todos los temas, incluido El Carambolo", afirmó. Luego, en un tono claramente adusto, añadió que "son muchos los problemas que padecen los sevillanos, y éste -en referencia al tesoro-será uno de los que pueda yo despachar con el presidente de la Junta; estoy esperando a que me cite y poder tener un encuentro con él, porque creo que los sevillanos se lo merecen", concluyó.Mientras la polémica se agita, el original del Carambolo se encuentra guardado en dependencias de la Junta a la espera de que esta resuelva la firma de un nuevo contrato con la empresa de seguridad que, hasta el pasado mes de abril, custodiaba el tesoro en el Arqueológico.

El tesoro de El Carambolo es un conjunto de varias piezas de oro y cerámica que primitivamente se creyeron de origen tartésico. Recientes investigaciones lo consideraron el ajuar propio de animales que eran sacrificados en templos de origen fenicio dedicados al dios Baal y la diosa Astarté. Fueron encontradas en el cerro de El Carambolo, en el vecino municipio de Camas.

La Junta exige “mayor compromiso” al alcalde

La directora general de Bienes Culturales e Instituciones Museísticas, Elia Rosa Maldonado, aseguró ayer que el tesoro del Carambolo "se encuentra en un lugar seguro, con todas las medidas de seguridad que garantizan su preservación y conservación", después de conocerse que la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ha sustituido por cuestiones de seguridad el original, que se exponía desde enero en el Museo Arqueológico, por la réplica de Marmolejo.

También sugirió ayer al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, que "sustituya sus quejas improductivas y de despiste por un mayor compromiso con el patrimonio histórico y con Sevilla y por aportaciones y colaboración", después de que el primer edil popular haya pedido este lunes a la Junta "extremar" las medidas de seguridad para que el original del Carambolo pueda volver a "apreciarse y admirarse" en el Museo Arqueológico. En este sentido, Maldonado consideró que Zoido "debe abandonar ya el silencio cómplice que mantiene con el Gobierno central" y le aconsejó "utilizar su verbo fácil contra la Junta y su posición política para proyectos claves como es la ampliación del Museo de Bellas Artes de Sevilla, la segunda pinacoteca de España, cuya ampliación espera el compromiso del Ministerio de Cultura".

En esta misma línea, la Consejería de Cultura y Deporte ha exigido "corresponsabilidad" al alcalde de Sevilla, tanto en sus peticiones como en sus compromisos económicos. Así, la Junta recordó que participa en la Bienal de Flamenco, evento organizado por el Consistorio, con la aportación de las instalaciones del Teatro Central y la producción de espectáculos, entre otras acciones. 

  • 1