jueves, 25 abril 2019
23:17
, última actualización
Local

Las llaves del cambio

La primera fase de rehabilitación de Los Pajaritos comenzó ayer con la entrega a 96 familias de las llaves de los pisos en los que se realojarán mientras reconstruyen los suyos. La previsión vecinal es que estén para «finales de 2015»

el 07 jul 2014 / 13:43 h.

TAGS:

zoido El barrio de Los Pajaritos emprende vuelo hacia la ansiada reconstrucción de sus 500 viviendas sociales que presentan un mal estado de conservación. Ayer comenzó este cambio después de nueve años de espera y otros tantos meses de «esfuerzo y sacrificio», como reconoció el propio alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, durante el acto de entrega a 96 familias del barrio de las llaves de los pisos que ocuparán el tiempo que se prolongue la rehabilitación de sus hogares. El patio del edificio puente de la avenida de Andalucía, esquina con la avenida Parque Amate, estaba rebosante de felicidad. Bastaba con mirar las caras de esta primera hornada de realojados. Entre risas nerviosas, aguardaban el momento de recibir el maletín de Emvisesa que les acreditaba como inquilinos de este edificio y de otras zonas como Torreblanca, Nuevo Amate y Aeropuerto Viejo: «Esta noche no hemos podido dormir de la ilusión que teníamos, llevábamos viviendo en malas condiciones muchos años y hoy [por ayer] por fin voy a poder llevar a mi familia a una casa como se merece», decía Manuel Rueda Sánchez, uno de los beneficiados. La entrega se vivió con total entrega. Tanto que se aplaudía el nombre de cada adjudicatario como si hubieran sido agraciados con el Gordo navideño: «Llevo 55 años viviendo en la calle Tordo y me ha tocado uno de estos bajos de dos habitaciones. Estoy deseando verlo. Está todo precioso, salvo que los baños tienen bañeras en lugar de plato de ducha», confesaba Carmen. En la fila de delante, Carmen María Rivero explicaba que el suyo es «el F» y que estaba «contenta», pero también «expectante» frente al sobrecoste del enganche de luz y agua:«Nos tienen que ayudar un poco. Por lo general somos gente mayor y con pocos recursos. Sin ir más lejos, mi pensión es de 360 euros al mes». Desde el distrito se comprometieron a analizar cada caso. El edificio puente, ubicado en una parcela de 1.659 metros cuadrados, irá acogiendo estos días a 66 familias, mientras que otras 19 irán a Nuevo Amate, nueve a Torreblanca y el resto a Aeropuerto Viejo. Muchos barajan la opción de no volver a Los Pajaritos una vez que finalice la reconstrucción: «Nos queremos quedar aquí, pero espero que pongan vigilancia», indicaba Antonio Silva, otro de los inquilinos. Todos estaban impacientes por acceder a sus nuevas viviendas, pero Zoido pidió que aguardaran en sus asientos hasta escuchar la explicación de los responsables de Emvisesa, en la que se insistió en que deben mudarse «antes del día 15». No obstante, el alcalde dijo que «nunca» se había sentido «tan a gusto en un acto». Recalcó que este proceso «ya no hay quien lo pare» y que éste era solo el principio: «Ahora se va a proceder inmediatamente al derribo de los edificios que dejáis, pero una vez que esos edificios estén derribados y construidos, seguiremos con el resto para que esas viejas casas pasen a la historia definitivamente». No se olvidó Zoido de la «solidaridad» de este barrio al recordar cómo solventaron entre ellos la permuta de uno de los bajos en favor de Raquel, «una mujer que llevaba años sin poder bajar a la calle» por problemas de movilidad.Su piso está además adaptado a ella. Por su parte, el presidente vecinal de Tres Barrios, Candelaria, Pajaritos y Madre de Dios, Salvador Muñiz, manifestó su «felicidad» por este «primer paso»: «Soy el hombre más feliz del barrio, más incluso que las personas que han recogido las llaves, porque estas familias llevan malviviendo muchos años y hoy [por ayer] se ha cumplido el objetivo». Sin embargo, avanzó que seguirá peleando para que la demolición se haga con «la mayor celeridad posible» y para que la segunda fase comience una vez que ésta termine, prevista para «finales de 2015».

  • 1