jueves, 21 marzo 2019
22:50
, última actualización
Feria de Abril

Zoido se pasa al pescaíto crudo con huevas de pez volador

El Ayuntamiento recupera la recepción municipal en su caseta gracias a los hosteleros.

el 07 may 2014 / 00:09 h.

El alcalde de Sevilla,JuanIgnacio Zoido, saluda a dos flamencas mientras pasea por el Real. / el correo El alcalde de Sevilla,JuanIgnacio Zoido, saluda a dos flamencas mientras pasea por el Real. / el correo             FOTOS: Recepción en la caseta municipal Después de disfrutar del pescaíto frito la noche del lunes, qué mejor forma de estrenarse en el Real, sobre todo con la que caía ayer al mediodía, que con una buena ración de pescaíto crudo bien fresco, un ensayo culinario que quizá con el tiempo se convierta en una nueva tradición. El artífice de este experimento gastronómico fue el Ayuntamiento de Sevilla, que ha recuperado este año las recepciones oficiales después de varias ferias dejando en barbecho la caseta municipal, alegando que no estaban los tiempos para dispendios. Sin embargo, el Consistorio ha recibido este año una oferta irrechazable. La patronal hostelera local, deseosa de promoción exterior, brindará cada día gratuitamente el servicio de comida para que la corporación pueda agasajar a sectores estratégicos a coste cero. Cada jornada será un negocio de restauración sevillano el que dará a probar sus manjares. Ni siquiera habrá que pagar a los camareros, que los cede la Escuela de Hostelería Gambrinus, que pone a sus alumnos a hacer prácticas. Ayer fue el día de la recepción a los medios de comunicación, locales y nacionales. No obstante, el tema de conversación en los corrillos durante el ágape no fue ni la reapertura de la caseta, ni la situación del sector, ni el calor, ni la reciente clausura de las cadenas de la TDT. El centro de todas las miradas fue el pez volador, una preciadísima especie marina cuyas huevas aderezaban deliciosamente el maki de salmón, que compartía bandeja con el de atún y pepino y el de foie y mango, todo regado con salsa de soja y wasabi. Aunque a muchos les sorprendió encontrarse con este menú tan oriental, los responsables del restaurante Kaori del GranCasinoAljarafe –encargado ayer de la comida, junto al HotelRey Moro– aseguraban que el pescado crudo marida a la perfección con el fino y la manzanilla. Y en cualquier caso, los más tradicionales podían refugiarse en el secreto con salsa teriyaki, el choco con rebozado de pistacho y salmón al carbón. Delicias que, pese a las explicaciones de los hosteleros y del chef nipón que cortaba con mimo cada lomito de salmón, el alcalde, JuanIgnacio Zoido, miraba con recelo. «No he probado el sushi porque no soy mucho de pescado crudo, la verdad, pero me han dicho que está muy bueno. Sí he podido disfrutar de un gazpacho con fresas, el jamón, el queso y el bacalao». El primer edil, que reconocía que apenas tendrá tiempo para vivir la Feria fuera de la agenda institucional, apostaba por que esta nueva forma de entender la caseta municipal sirva para promocionar la restauración sevillana entre las personalidades que desfilarán por allí durante toda la semana. No en vano, hoy será el turno de la recepción a grandes empresas; el jueves, al cuerpo consular y a la universidad, y el viernes, al sector turístico. El concejal de Fiestas Mayores y Turismo,Gregorio Serrano, también compartía la satisfacción por la reapertura de la caseta y reconocía que aunque el Consistorio iba a seguir en la línea de dejar sin actividad la caseta, la oferta de los hosteleros les pareció irrechazable, aunque esto suponga no escoger el menú y entregarse a las huevas del pez volador. «A caballo regalado no se le mira el diente, y además quién dice que no se puede tomar sushi en Feria. Ayer tomábamos pescaíto frito y hoy lo comemos crudo.No pasa nada». Serrano y Zoido se emplearon a fondo ayer con los directivos de los medios, junto a otros concejales como Javier Landa oJuan Bueno, delegado de Seguridad y Movilidad, que nada más llegar a la caseta municipal tuvo que lidiar con una la protesta de un grupo de policías locales, ataviados con petos en los que podía leerse «Zoido, tres años de mentiras». Al margen de la recepción municipal, la prensa celebró su día grande en el Real con la entrega de sus tradicionales claveles, en la caseta de la Asociación de la Prensa de Sevilla (APS), un acto que reconoce el trabajo y la trayectoria de personalidades vinculadas a Sevilla. En esta edición recogieron sus galardones la bailaora Isabel Bayón, por ser un referente de la danza flamenca, así como a los rectores de la Universidad de Sevilla y de la Pablo de Olavide, Antonio Ramírez de Arellano y Vicente Guzmán, respectivamente, por su defensa de una educación pública de calidad. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, entregó los galardones y protagonizó la anécdota de la jornada, posando para una foto de familia con los fotógrafos que trabajan estos días en el Real.

  • 1