jueves, 15 noviembre 2018
23:51
, última actualización

¡Buenos días!

15 sep 2018 / 22:30 h - Actualizado: 15 sep 2018 / 22:30 h.

Algo se nos muere en el alma con la partida del gran creador en el género de las Sevillanas, Manuel Garrido. A los 94 años de edad este hijo de Morón de la Frontera afincado en Sevilla hace años, fallecía dejando para la historia un legado de composiciones que sin duda son imprescindibles. Autor de letras como las Sevillanas del adiós, Pasa la vida, Sevilla se nos va, En libertad, etc.... llegó a cautivar tanto al publico que incluso el Santo Padre Juan Pablo II tarareo sus «Sevillanas del adiós» en la primera visita a Sevilla, cantada por Amigos de Gines. Muy reconocido por todos los compañeros compositores y cantantes. El mismo formó parte de un grupo de Sevillanas llamado Los Giraldillos y sus letras han sido interpretadas por artistas como Macarena del Río, Lolita Sevilla, Peregil, Albahaca, etc... Asi mismo fue galardonado con distintas distinciones entre las que podemos destacar Semana Santa de Sevilla de las letras. Sus devociones estaban en Triana de la que era hermano de la corporación de la Calle Pureza, en la cual entre otras composiciones dejaría para siempre la Salve Marinera canto a la Esperanza. Sin duda alguna su obra más conocida es la Misa del Alba, que popularizaron los Romeros de la Puebla y en la que la Salve final sobre todo, es un clásico en el patrimonio musical Rociero. «Dios te salve Reina de las marismas, Madre de Dios y nuestra, Blanca Paloma de la paz y vida, esperanza verdadera. Santa Madre de Dios, nos hará merecer tus promesas y podremos al fin de los días, habitar las marismas eternas». Hazme un favor, sé feliz.


  • 1