lunes, 15 octubre 2018
23:56
, última actualización
La Tostá

El racismo como coacción

08 ago 2018 / 20:25 h - Actualizado: 09 ago 2018 / 10:08 h.
  • El racismo como coacción

TAGS:

No creo que sea justo tildar de racistas a todos los ciudadanos que han cuestionado la política migratoria de los distintos gobiernos de la democracia española. En una ocasión le oí decir a Juan de Dios Ramírez Heredia, el demagogo diputado socialista gitano, que España era un país racista. Un año después ganó su partido las elecciones generales, en 1982, y dijo entonces todo lo contrario. El racismo se utiliza a veces para coaccionar a quienes no están de acuerdo con el hecho de que no haya apenas control en la entrada de extranjeros a nuestro país. ¿Recuerdan cuando en 2016, Pedro Sánchez dijo en la Ser que se comprometía a dar permiso de residencia y trabajo a los inmigrantes irregulares, si ganaba las elecciones? Que lo haga ahora. No saldrían cientos de miles de racistas a la calle, sino ciudadanos que no están de acuerdo con esto mientras haya paro, pobreza infantil, desahucios y emigración de españoles. Cuidado con el racismo, que no es lo más apropiado para utilizarlo como munición electoralista. No es bueno ver más racismo del que hay.


  • 1