martes, 18 junio 2019
10:16
, última actualización

Limosnas de multimillonarios

20 may 2019 / 08:00 h - Actualizado: 20 may 2019 / 08:24 h.
  • El fundador de Inditex, Amancio Ortega, en una imagen de archivo / EFE
    El fundador de Inditex, Amancio Ortega, en una imagen de archivo / EFE

Dice Pablo Iglesias que la salud de nuestros hijos no puede depender de las limosnas de los que tienen mucho dinero. Y habla de dignidad democrática como razón para rechazar las ayudas privadas. En concreto señalaba a las de Amancio Ortega.

El señor Iglesias se refiere a ‘nuestros hijos’. Tengo que pensar que se refiere a los suyos y a los míos o a los de cualquier otro español, algo que me hace pensar que este señor debería dejar el discurso populista para mejor ocasión. Y debería permitir que cada uno hable en primera persona y elija lo mejor para los suyos. El papel de salvador a este tipo no le pega ni con cola. Es una cuestión de cortesía que él, también, hable en primera persona del singular. Lo que hace es prepotente; se lo puede ahorrar y nos lo puede ahorrar.

El señor Iglesias se refiere a una limosna de millones de euros que consisten en equipos de diagnóstico y tratamiento para luchar contra el cáncer. Lástima que estas limosnas no llegasen cada día desde cada gran fortuna. Otra cosa distinta es exigir que el dinero o los equipos sean distribuidos adecuadamente por el personal profesional del ministerio correspondiente. Otra cosa es que los presupuestos cubran las necesidades sanitarias de todos los viven en España. Pero rechazar una donación (el término limosna está revestido de una carga peyorativa que solo un sujeto de la catadura moral de Iglesias podría usar) sería una estupidez.

La candidata de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Isabel Serra, ha sido la que ha comenzado a juzgar este gesto de Amancio Ortega acusando al empresario de donar unos fondos que son «los mismos que esquiva y elude Inditex. 600 millones en tres años». Si esto es cierto, la señora Serra debería correr al juzgado de guardia más cercano y denunciar un hecho de tal gravedad. Y si no tiene pruebas suficientes lo que debe hacer es ser prudente y guardar silencio.

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, se sumaba al guateque sin recordar cómo su ayudante personal trabajó sin contratar ni estar dado de alta en la Seguridad Social. Y habría que recordar a este sujeto que el que roba un paquete de folios en la oficia es un ladrón. Robar es robar,sea lo que sea, y clases de ética las pueden dar un puñado de personas entre las que no se encuentra él.

Yo, personalmente, celebro cualquier cosa que mejore la situación de las personas. Y si Amancio Ortega decide donar equipos de diagnóstico y tratamiento para luchar contra el cáncer, bienvenido sea. El resto suena a discurso viejo, gastado y vacío.


  • 1