lunes, 24 septiembre 2018
07:36
, última actualización

Personas violentas

05 sep 2018 / 20:25 h - Actualizado: 05 sep 2018 / 21:27 h.

A todos nos inquieta y nos asusta la violencia y nos hemos preguntado alguna vez sobre cuáles son las razones que llevan a una persona a usar en sus relaciones humanas y con las cosas la violencia, teniendo en cuenta que desde que somos pequeñitos en la escuela comienzan con la socialización. En la escuela no solo enseñan a leer y a escribir sino también a socializarnos a ser capaces de interesarnos los unos por los otros y a hacer amigos. Algunos creen que las personas violentas son enfermos mentales, sin embargo diferentes estudios científicos han demostrado que las tasas de violencia entre los individuos que padecen de esquizofrenia y tienen problemas de consumo de drogas tienen un mayor riesgo de poder cometer actos violentos que los que tienen uno solo, por ejemplo solo esquizofrenia. También se ha documentado que los esquizofrénicos y los psicópatas, comparados con otros pacientes sin trastornos mentales, son más proclives al alcoholismo y al consumo de drogas. Las tasas de recidiva violenta, es decir que vuelvan a reaparecer los actos violentos está alrededor del 16 por ciento en los esquizofrénicos y llega hasta el 77 por ciento en los psicópatas violentos cuando se les sigue y estudia su comportamiento a lo largo del tiempo. Lo que predice que haya una recidiva violenta entre pacientes violentos son: en primer lugar tener una historia de actos criminales o antisociales, en segundo lugar haber tenido un diagnóstico de personalidad antisocial o de psicopatía, en tercer lugar haber tenido una conducta antisocial temprana o en la actualidad ser alcohólico o abusar del alcohol. En definitiva, los pacientes esquizofrénicos son los que tienen el riego más bajo de ser una persona violenta a pesar de lo que algunos lo creen ya que la comorbilidad entre esquizofrenia y psicopatía suele ser muy baja, mientras que para la psicopatía violenta el abuso de alcohol confiere un mayor riesgo adicional de violencia. Esto nos viene a decir que todos debemos de moderar el consumo de alcohol especialmente cuando estamos nerviosos o en situaciones emocionales que no controlamos, incluso cuando estamos muy contentos, el alcohol nos hace perder el control.


  • 1