lunes, 24 septiembre 2018
07:36
, última actualización
#NoApaguesLaTele

Que nunca falte Sevilla

El Correo TV es ese balcón necesario para que los sevillanos tengan cerca su ciudad

04 jul 2018 / 22:33 h - Actualizado: 05 jul 2018 / 11:52 h.
  • Que nunca falte Sevilla

El rostro de la Macarena, los pasos en el más profundo de los silencios del Gran Poder, la alegría del movimiento del palio de la Esperanza de Triana, y el moreno impecable de su mirada. El sabor del Domingo de Ramos, la sonrisa impregnada en la Aurora de la Resurrección. El sonido de las marchas, las voces rotas en las saetas, las piernas cansadas de un nazareno que, sin embargo, sigue caminando.

Sevilla es hermosa, por su propia naturaleza. Tiene tantas vertientes como corazones laten, enriqueciéndola. Su gente es aún más bonita si cabe, por su forma apasionada de ver la vida, y de entregarse en cuerpo y alma por lo que siente suyo. Aquí, sobre este suelo que pisamos, tenemos la tremenda suerte de encontrar en cada rincón historias impresionantes que merecen ser contadas, y estampas maravillosas que deben ser contempladas.

Es ésta una gran familia, que comparte en su esencia plural, una larga y rica trayectoria que perdura en el colectivo gracias a cada uno de sus miembros. El Correo de Andalucía TV tiene una bella forma de acariciar cada una de las partes de Sevilla. Con el amor más fuerte y, también, el mayor de los respetos, esta casa pone la voz, la imagen, la vida en la cultura, el patrimonio, la actualidad, la idiosincrasia que nos ha regalado el mundo en este punto exacto del mapa. Qué manera tiene El Correo, de amar las cosas de Sevilla. Apostando siempre por las cofradías. Por las hermandades, que en estos días difíciles han devuelto su cariño volcándose para apoyar la causa de esta televisión local. A través de la pantalla, fluyen las imágenes a las que el sevillano reza. ¿Hay algo más profundo que la fe? Estamos juntos en este aluvión de sentimientos.

Las muestras de apoyo de las hermandades hacia El Correo de Andalucía TV han sido masivas. El mundo cofrade sabe lo que esta televisión local ofrece para con las costumbres más nuestras. Es una ventana a las calles de este bendito y gran pueblo. Desde este medio, se ofrece la posibilidad de conocer las entrañas de este lugar, el de las oportunidades. Se fomentan los valores que nos caracterizan, y, de esta forma, se mantienen en el tiempo con la verdad más auténtica, la del amor. Si se apaga el Correo, se cae uno de los brazos de esta sociedad. Se merma la voz que cuenta al mundo las costumbres sevillanas.

Como dijo Luis Rizo, estimado pintor sevillano, «El Correo está desde el alma de todos los sevillanos para el mundo». Y, en palabras del imaginero Jesús Méndez Lastrucci, «el corazón de esta televisión debe seguir adelanta siempre, porque todo lo que hace, parte del respeto hacia esta ciudad, proyectándola. Eso debemos, no sólo cuidarlo, sino mimarlo». Las de Fernando Aguado, son otras manos artesanas que dan vida a nuestras devociones. Para este artista hispalense, «El Correo es un medio útil, que hace falta. Le tenemos cariño y agradecimiento, porque se vuelca con las tradiciones que dan sentido a Sevilla. Este medio enriquece tanto la Semana Santa, como todas nuestras costumbres».

Es nuestro compromiso. Somos conocedores de cada latido de la ciudad porque hemos estado cerca de todos ellos. Hemos recorrido rincones, entrado con permiso en los hogares, escuchado a los habitantes, también a los que están lejos. Ésta es una plataforma de unión, en la que todos avanzamos de la mano. El Correo TV es un balcón necesario para que a su gente, nunca le falte Sevilla.


  • 1