sábado, 22 septiembre 2018
23:46
, última actualización
Sevilla Al Minuto

Va por ti, Valentín

El ejemplo de lucha y constancia del periodista sevillano se ha convertido en viral en las redes sociales por su mensaje optimista

17 abr 2018 / 09:58 h - Actualizado: 17 abr 2018 / 10:03 h.
  • Real de la Feria. / Antonio Ojeda
    Real de la Feria. / Antonio Ojeda

Martes de Feria. Tercer día de esta interminable feria que se votó en la consulta ciudadana en septiembre de 2016. Al menos está haciendo buen tiempo, y pese a la leve lluvia del domingo por la noche, la temperatura está respetando la colocación de los vistosos farolillos, y el sol está haciendo que la Maestranza luzca igual de bella que siempre. Ocupación hotelera bien, y ambiente bueno, a excepción de las clásicas peleas en algunos rincones... Parece que todo va correctamente y está yendo rodado, como le gusta decir a algunos. Lo que sí se palpa es que falta alguien.

Me contaron ayer varios compañeros de esta bendita profesión que normalmente te pides días de vacaciones en la radio para no perderte ni un segundo de estas fechas, porque aunque se haya alargado y haya jornadas para incluir una de descanso, eres el más feriante de los periodistas y disfrutas de esta semana como nadie. Ayer fue la recepción municipal a la prensa de Sevilla y faltabas tú, pero te aseguro que en cada rincón se te recordó y se escuchaba tu nombre.

Yo ni siquiera te conozco, Valentín. Te he puesto cara después de leer día tras día cómo cuentas lo que te está ocurriendo en tu cuenta de Twitter personal y en tu blog. Con el vocabulario sencillo y directo de un plumilla haces diariamente una crónica tan realista y dura como necesaria de la superación de una enfermedad que se lleva por delante a muchísimas personas en el mundo. Por eso, hacen falta testimonios como el tuyo, y gente como tú. Ayer, a los compañeros de los medios de la comunicación que alternaban trabajo y ocio en la recepción que gustosamente brindaba el Ayuntamiento en su caseta, y a los tuyos en concreto, se les llenaba la boca cuando pregunté por ti. A Charo se le saltaron las lágrimas al recordar que no estuvieras en la caseta tomando una copita de manzanilla con un poquito de jamón, y entre risas me prometió que el año que viene bailarás unas sevillanas con ella. Mamen me confesó que «estáis pasando mucho», pero sin pena ni lástima se refirió a esta situación, la que tú normalizas y por la que nadie está libre de atravesar nunca. Tus compañeros ayer, en la recepción municipal, te rendían homenaje a ti, y no porque merezcas más que nadie, sino porque estás siendo el ejemplo de lucha, constancia y optimismo que hace falta. Has puesto a la palabra miedo en su sitio y te estás enfrentando a la batalla del cáncer de frente. Te aseguro que mucha gente necesita leer y oír eso, porque no todo el mundo es tan valiente como tú. No te conozco personalmente, Valentín, pero al menos tengo que agradecerte tu ejemplo de fuerza infinita, y de eso todos tenemos ya que aprender de ti.


  • 1