jueves, 23 noviembre 2017
14:49
, última actualización
El Descuento

Vuelve ‘El Tiburón’

Rubén Castro, que ha finalizado su periplo en la Superliga china, ha regresado a Sevilla y si nada cambia de aquí a diciembre debe ser el primer refuerzo bético

10 nov 2017 / 23:41 h - Actualizado: 10 nov 2017 / 23:20 h.
  • Vuelve ‘El Tiburón’

Rubén Castro sigue siendo el máximo goleador de la historia del Real Betis y, a sus 36 años, ha demostrado tener fútbol de sobra en sus botas como para seguir dedicándose a esto del balompié. Los últimos meses en China han sido duros para el ariete canario, que se marchó a mediados de julio obligado quizás por una circunstancia que poco o nada tenía que ver con su profesión. Todo eso pasó y Rubén demostró su inocencia. Qué pena que no haya tenido la oportunidad de disfrutar de ello en el Benito Villamarín, pensará el delantero. Quizá por ello haya pasado todos y cada uno de los días en Asia tachando fechas en el calendario hasta que finalmente llegó el día de volver a casa. Los que le conocen bien aseguran que no ha sido agradable su estancia en China, donde apenas salió del hotel donde vivió más que para entrenarse y jugar partidos. El traductor que le acompañó en su periplo asiático se convirtió en su sombra, mientras que Mario Suárez hizo las funciones de escudero para el todavía jugador del Real Betis Balompié.

Tenía opciones de quedarse. De hecho, los chinos quieren pujar fuerte por él. Sin embargo, por la cabeza de Rubén Castro no pasa, a priori, salir de nuevo rumbo a la Superliga. Al menos no en el equipo donde jugó desde que se marchó de Heliópolis. Todo dependerá del Betis, que tiene en todo caso la última palabra. El jugador ya ha expresado su deseo de quedarse en el club verdiblanco y como él mismo dijo: «Disfrutar de un año que tiene pinta de ser muy bonito».

Que Rubén se ha ganado el derecho a decidir su futuro lo sabemos todos. Como saben en el club de su potencial futbolístico. Aunque hubo cierto debate en torno a su regreso, puede que comparta la opinión de aquellos que piensan que si logró brillar en un Betis mediocre, en este equipo armado por Setién y Serra Ferrer debe ser aún mejor. Joaquín bien podría servir de ejemplo a su situación. El extremo ha destacado tras la llegada de Setién, que, con su filosofía e idea de juego, ha sacado lo mejor del portuense en estos dos últimos años. Con Rubén no será menos, estoy convencido. Que Sanabria y Sergio León estén rindiendo a un nivel óptimo no es óbice para desechar la opción de contar con el canario. Faltaría más. Con estos dos y Rubén arriba, a ver quién se atreve a decir que el Betis no tiene opciones en la delantera. No sería osado afirmar que muchos equipos de Primera envidiarían un tridente como éste.


  • 1