viernes, 22 septiembre 2017
15:06
, última actualización

Internet nos hace vulnerables

13 may 2017 / 08:25 h - Actualizado: 13 may 2017 / 08:26 h.
  • Internet nos hace vulnerables

Cualquier empresa, cualquier institución, cualquier persona es altamente vulnerable frente a los ciberataques en los tiempos que vivimos. Nos hemos acostumbrado a llevar nuestra vida en el bolsillo, ya nos parece normal que el papel en las oficinas sea escaso porque todo está alojado en el disco duro del ordenador, o en eso que llaman nube o en diferentes dispositivos que almacenan cientos de millones de datos. Creemos que no puede pasar nada en nuestros ordenadores o en nuestros teléfonos móviles, porque nadie va a intentar nada. Sin embargo, cada día que pasa, se repiten ataques a través de internet que provocan daños millonarios y unos problemas gravísimos a organismos oficiales, empresas y particulares.

Ayer hackeaban las redes internas de empresas españolas, hospitales en Inglaterra (en la tarde de ayer no podían recibir, ni siquiera, llamadas telefónicas) y el ataque podría llegar a cualquier sistema de cualquier empresa puesto que estas acciones son extensivas y llegan a las redes sin control. Por otra parte, es muy difícil detectar el origen del virus con el que se ataca el sistema y los seguimientos posteriores suelen estar muy por detrás en medios y tiempo de reacción. Normalmente, los piratas informáticos operan desde países que no tienen acuerdo de extradición, sencillamente porque si son detenidos se sienten más seguros; y, desde esos países, se exigen cantidades importantes, por parte de estos cuatreros informáticos, para poder liberar la información de los afectados; cantidades que aumentan si el pago del rescate se dilata en el tiempo.

Según los expertos, un sistema susceptible de ser probado por los hackers termina siendo atacado. El medio más habitual utilizado por los hackers es el correo electrónico incluyendo todo tipo de estratagemas para que los usuarios muestren interés por los mensajes que contienen los virus.

Así están las cosas. Las empresas corren peligro, los sistemas informáticos utilizados en elecciones democráticas corren peligros, las cuentas bancarias de todos corren peligro. Todo es vulnerable y parece imprescindible que los Gobiernos comiencen a tomar medidas urgentes con el fin de evitar ciberataques que pongan en situación de alto riesgo la estabilidad económica de las empresas y de los propios ciudadanos; que pongan en peligro las propias estructuras sociales.


  • 1