sábado, 16 diciembre 2017
23:48
, última actualización

Investigar en tiempos de crisis

06 dic 2017 / 23:45 h - Actualizado: 06 dic 2017 / 22:22 h.
  • Investigar en tiempos de crisis

España va mejor como país, pero las cosas siguen yendo mal en el día a día del país. Lo que es una buena noticia macroeconómica apenas tiene repercusión en los hogares españoles o en entidades que siguen lastradas por una crisis que puso las cosas difíciles y que no ha podido ser superada. Las noticias que afectan al conjunto de la nación no pueden oscurecer la realidad que afecta a las personas, a las empresas o a las asociaciones.

El sector de la investigación científica en España es uno de los sectores que más ha acusado la crisis económica. Ni la inversión se ha vuelto a normalizar ni el Gobierno de España está sabiendo coordinar y gestionar los recursos de los que dispone un país que quiere codearse con los más preparados aunque olvida que la inversión es fundamental.

Desde 2009, España cuenta con 11.000 investigadores menos. Y, además, son más de 20.000 millones de euros los que se han dejado de ingresar en los distintos centros y asociaciones dedicadas a la investigación científica. La Confederación de Sociedades Científicas de España ya ha advertido de que la situación es completamente incomprensible. Ni llega el presupuesto necesario, ni se gasta de forma coherente ese presupuesto o lo que se consigue a través de modelos competitivos. Sencillamente, las normas lo impiden.

En este escenario nada bueno puede pasar. Volveremos a ver a nuestros investigadores trabajando y triunfando en el extranjero y quedaremos relegados a una segunda o tercera línea en el sector de la investigación científica. Y, ahora, el mundo lo que demanda es precisamente una capacidad muy alta de investigación de los países más avanzados. España, si el Gobierno sigue sin acertar al priorizar la investigación y sin eliminar una burocracia inservible, quedará fuera de los lugares importantes a nivel mundial. Como siempre ocurrió.


  • 1